Cómo el 2020 cambió el futuro del contenido educativo digital

eThinkLogo
eThink
07/04/21
Ajuste el
tamaño del texto+

Lea sobre las tendencias de contenido digital y cómo el 2020 cambió para siempre el futuro del contenido educativo digital.

Si bien fueron pocos los aspectos de la sociedad que no se vieron afectados por la pandemia de COVID-19, no sorprende que la industria de la educación se haya visto interrumpida universalmente. Muchas instituciones educativas se vieron obligadas a desarrollar una serie de soluciones antes de que los estudiantes pudieran retomar sus estudios de manera segura o transferirse a un programa en línea efectivo. 

Infortunadamente, muchos educadores no estaban preparados lo suficiente para utilizar las soluciones digitales necesarias para lograr la participación de los estudiantes en casa, y a menudo carecen de la formación suficiente o de expectativas claras. Incluso en la educación superior, la formación empresarial y el desarrollo profesional, donde se observa el predominio de herramientas y contenido digitales, los educadores y los estudiantes no cuentan con la preparación suficiente para una transición completa al aprendizaje digital.

Un cambio cultural en la educación

Si bien el contenido educativo digital ha dado grandes pasos en los últimos años, la industria de la educación generalmente se queda rezagada en lo que respecta a la comunicación y el entretenimiento en los avances digitales. Si bien el contenido educativo digital es una herramienta poderosa, las instituciones y los educadores que forman parte de este contenido aún carecen de la experiencia para su incorporación en los planes de lecciones o cursos diarios. 

Esta vacilación para adaptarse a los tipos de contenido de aprendizaje digital ha hecho que los sistemas educativos de todo el mundo no estén preparados para adaptarse a los cambios dramáticos que se impusieron repentinamente durante la pandemia de COVID-19.

Desde el salón de clase de preescolar, hasta los seminarios de capacitación para ejecutivos corporativos, todos los entornos educativos buscan formas adicionales de aprovechar las herramientas y el contenido digital para una mayor comprensión y adaptabilidad. Este cambio de actitud marcará una nueva trayectoria para el futuro de los contenidos digitales en la educación. A medida que los entornos de aprendizaje vuelvan a la normalidad, las instituciones podrán utilizar estos nuevos métodos de aprendizaje innovadores para establecer un entorno de aprendizaje digital más sostenible. 

Investigación

5 consideraciones para emprender un plan de transformación digital en su institución

Tendencias a seguir

Si bien todo el contenido digital será mucho más valioso para la educación a futuro, es muy probable que estas tendencias particulares se conviertan en elementos básicos dentro de todos los entornos educativos.

1. Realidad aumentada y gamificación

El cambio al aprendizaje digital en 2020 para muchos educadores estuvo acompañado por una comprensión inmediata de que la educación y el compromiso efectivo en los espacios virtuales ofrecían nuevos retos. Los estudiantes han tenido dificultades para prestar atención al contenido en línea, que de otro modo se enseñaría en seminarios, conferencias, laboratorios o salones de clase. 

A medida que los educadores  empiezan a innovar con nuevas formas de captar la atención de sus estudiantes, los estudios de casos de éxito previo con la incorporación de contenidos digitales a través de nuevas técnicas como la realidad aumentada y la gamificación generaron algunos resultados a través de la experimentación improvisada de educadores pioneros en el campo.

Los educadores recién están empezando a aprovechar las ventajas de ampliar las herramientas tecnológicas disponibles para los estudiantes. A medida que el plan de estudios comienza a desarrollarse en torno a la instrucción más allá de lo verbal y escrito, las herramientas como la realidad aumentada tendrán un efecto extraordinario, ya que dará contexto a las ideas y a la instrucción mucho más allá de lo que un instructor puede expresar con su voz y con una tiza. Dado que esta tecnología puede aumentar considerablemente el aprendizaje desde la institución primaria hasta la educación superior y la formación profesional, es probable que surja de nuevo la necesidad de incorporar herramientas basadas en la realidad aumentada en todos los niveles de educación.

Si bien la gamificación no es nada nuevo en temas de educación, ofrece un marco para introducir nuevas herramientas y tecnologías que pueden ser mucho más atractivas que el contenido digital tradicional. Los juegos de computadora basados en matemáticas se han presentado a los estudiantes jóvenes desde el inicio del contenido de aprendizaje digital. A medida que los educadores se esfuerzan por involucrar a los estudiantes con los cursos digitales, cobra mayor relevancia la gamificación.

2. Aprendizaje móvil

En el pasado, con mucha frecuencia se estigmatizaba la educación a distancia. La educación por correspondencia y en línea en general se consideraba menos importante que la instrucción presencial, y aunque las instituciones profesionales y las empresas a menudo tenían una extensa cultura de capacitación, los cursos de capacitación digital a menudo se trataban como exenciones de responsabilidad a largo plazo. Ese estigma llegó a un abrupto final en 2020 y ahora el aprendizaje remoto adquiere la importancia de la instrucción presencial, en cuanto a credibilidad y metodología.

Sin embargo, el aprendizaje móvil ofrece algo más que educación remota. Hay muchas soluciones y tipos de contenido digital disponibles específicamente para enseñar en un contexto relevante. La capacidad de los dispositivos móviles para ir a cualquier lugar permite a los educadores llevar su educación a donde lo disponga el contexto de una lección en particular.

3. Sistema de Gestión de Aprendizaje

Los sistemas de gestión de aprendizaje no son nada nuevo en materia de educación. Incluso quienes rondan los 35 años probablemente recordarán experiencias de su educación con pioneros como Blackboard y los dolores de cabeza que generaban estos primeros sistemas. Los sistemas de gestión de aprendizaje LMS han recorrido un largo camino desde entonces, pero no en todas partes. Si bien muchas instituciones educativas y corporaciones tenían algún tipo de sistema de gestión de aprendizaje implementado a principios de 2020, quedó claro que estas soluciones lamentablemente no estaban preparadas para manejar el aumento en funcionalidades que de repente se requería.

Los LMS a menudo se veían como sistemas administrativos y organizativos, algo que los estudiantes podían buscar en un plan de estudios o en sus calificaciones, o para que los profesionales vieran las próximas fechas límite de certificaciones, la información de capacitación y los demás detalles del trabajo administrativo. Tal como sucede con el caos generado por el trabajo remoto en las oficinas, los cambios drásticos que la pandemia del COVID-19 ha traído a la educación dan fe de ciertas brechas similares en el sistema. 

Como resultado, los sistemas de gestión de aprendizaje están trabajando para desarrollar bibliotecas de contenido más sólidas que sirvan como un entorno digital completamente funcional tanto para educadores como para estudiantes.

Want to create secure and effective assessments? Learn more about eProctoring solution for Open LMS.

Sistema híbrido

Aunque los educadores de todo el mundo ven un regreso a la vida como algo normal en el horizonte, es probable que la educación nunca regrese a la antigua normalidad. Cuando la educación presencial se vuelva más segura y su uso sea más general, habrá un impulso inmediato para incluir herramientas de contenido digital más híbridas con métodos educativos tradicionales. Este renacimiento del contenido digital en la educación establecerá un nuevo modelo para la industria más adaptable, efectivo y atractivo para los estudiantes.

Este impulso transformará enormemente la educación y conectará su futuro con el de los contenidos digitales. Si bien los educadores de todo el mundo esperan ansiosamente la oportunidad de poner sus manos a la obra y empezar a trabajar, el futuro parece prometedor, ya que juntos, con la tecnología, hallarán un mejor camino hacia una educación de calidad en el futuro.

Fin de los comentarios