La inclusión en la educación: Existen demasiadas formas de aprender

Christina Gómez
27/09/17
Ajuste el
tamaño del texto+

Bogotá, Colombia

La inclusión en la educación es un tema que se ha venido trabajando hace relativamente poco en el mundo en general y especialmente en Colombia, pero es algo que ha ganado muchísima fuerza, por lo importante y necesario que es. La educación es un derecho fundamental según la UNESCO, y no hay razón por la cual haya personas que se sientan excluidas de aprender.

Por esto, RUMBO (Red Universitaria Metropolitana de Bogotá) hizo un Congreso Internacional Virtual de Educación Inclusiva y TIC que duró 5 días, y en la cual participaron más de 900 personas, de Bogotá, de los lugares más remotos de Colombia y de varios países de América Latina. Este congreso, que tiene como objetivo fundamental hablar sobre la inclusión en la educación, se hizo de forma virtual para lograr una mayor cobertura y precisamente para lograr total inclusión para los participantes que quisieran asistir.

A través de la plataforma de Open LMS, se unieron 924 personas para hablar de la inclusión en la educación y de la inclusión para la paz; un tema importante para Colombia (el país anfitrión) ya que después de 60 años de guerra interna con un grupo guerrillero, el país está en paz y los guerrilleros desmovilizados deberán volver a la vida civil. El congreso de este año es el tercer congreso virtual que se ha hecho.

Los últimos dos, con el liderazgo de la profesora Sandra Acevedo, han sido impulsados por la Universidad Nacional Abierta a Distancia de Colombia, una institución que se dedica a brindar educación virtual y que tiene como objetivo clave llegarles a las poblaciones vulnerables de Colombia. Los dos congresos anteriores han sido para hablar de la inclusión dentro de esta misma universidad. Este año se acercaron a RUMBO para lograr un congreso más grande, inclusivo y completamente virtual, para que aquellas poblaciones vulnerables y universidades de otras partes de Colombia y América Latina pudieran participar.

Entrevistas

Aprendizaje en línea como una innovación en la educación

Cuando se habla de inclusión en la educación, no se habla solamente de personas discapacitadas. Se habla también de que todas las personas involucradas en la educación, tanto los estudiantes como los profesores, tienen falencias, fortalezas y características particulares. Hay siete tipos de aprendizaje diferentes y cada persona en el planeta tiene una mezcla de las 7:

1. Visual (espacial): La persona prefiere utilizar dibujos, imágenes y un entendimiento espacial.

2. Auditivo (Auditivo-Musical): Prefieren aprender a través de sonidos y de música.

3. Verbal (lingüístico): Prefieren utilizar las palabras, tanto escrita como hablada.

4. Físico (Inteligencia cinestésica): Prefieren utilizar el cuerpo, las manos y el tacto para aprender.

5. Lógico (matemático): Prefieren utilizar la lógica, el razonamiento y los sistemas.

6. Social (interpersonal): Prefieren aprender en grupos o con otras personas.

7. Solitario (intrapersonal): Prefieren trabajar solos y les gusta el auto estudio.

Teniendo esto en cuenta, el profesor debe tener en cuenta todos estos estilos de aprendizaje para sus estudiantes. Esto es inclusión. Poder aprender y entender las cosas de la mejor manera posible, con la capacidad de retener la información, para cada tipo de aprendizaje.

La tecnología, en el tema de la inclusión es fundamental. Las herramientas, tanto digitales como no digitales, las estrategias y los recursos para que el estudiante pueda tener más accesibilidad a los procesos creativos, es determinante. “La tecnología aporta una manera diferente de ver las cosas y comprender mejor los procesos educativos”, dice Alejandro Montes, coordinador académico de RUMBO.

Catalina Roldán, directora ejecutiva de RUMBO agrega que inclusión no solamente tiene que ver son discapacidades ni con tipos de aprendizaje, sino también para las veredas y pueblos remotos que no tienen acceso fácil a una educación como sí se podría tener en las ciudades grandes. En este caso, la tecnología tiene un papel fundamental porque es una de las maneras para poder acercarse a estas personas que por razones geográficas tienen dificultad para acceder a la educación.

“La tecnología aporta una manera diferente de ver las cosas y comprender mejor los procesos educativos”, dice Alejandro Montes.

Este congreso se hace con la finalidad de que los procesos de investigación sobre la apropiación de tecnologías en el aula puedan tener muchas nuevas ideas de personas con trasfondos, carreras y experiencias diferentes puedan aportarles. También se puede aprender de nuevas herramientas pedagógicas y didácticas, que se puedan emplear. En el aula de clases hay mucho por hacer. Cada tema de estudio tiene componentes que se pueden sacar de un tablero o del discurso del profesor e implementarlos de muchas otras maneras.

El consejo busca transmitir el conocimiento y que no se quede estancado en las cuatro paredes de un aula, que quizás está emprendiendo y puede llegar a generar un cambio inmenso, pero que, si no lo transmite, otros no podrán tomar provecho de ello. Estas nuevas propuestas pueden realmente aportar a la sociedad un valor y pueden servir como ejemplo para crear nuevas políticas educativas en otros ambientes y en otros países.

Un congreso virtual de educación

En un congreso virtual hay mucha importancia en el material audiovisual. Sin embargo, lo más importante es tratar de evitar cualquier problema técnico que pueda llegar a suceder durante el evento. Entonces, en vez de hacer las ponencias en vivo y en directo, donde a la persona le podría fallar el micrófono, el sonido o hasta la conexión de internet, se les pidió que grabaran sus presentaciones con antelación. Jorge Bustacara, coordinador técnico de RUMBO decidió que la mejor plataforma para tener este congreso sería Open LMS.

Esta plataforma, le permite subir todo el contenido antes de que el congreso inicie y hacerle streaming por medio de Youtube®. Todos los links, documentos y ejercicios se podían descargar desde la página, los recursos y los videos les quedan a las personas para verlos cuantas veces quieran y las preguntas que los participantes tenían se hicieron por medio de la herramienta de foros y de esta manera las personas pueden acceder al contenido y a las mismas respuestas después de que el congreso se haya acabado. También, los participantes tienen la opción de interactuar entre sí en los foros.

El congreso estuvo dividido en seminarios, cada uno con diferentes temas que buscaban que existiera una pluralidad de los diferentes escenarios de la inclusión y que cada invitado pudiera escoger la temática que más le llamara la atención. Los ejes temáticos fueron:

 Desafíos para la inclusión social de diversas poblaciones en la sociedad del conocimiento.

 Inclusión de género en la educación.

 Narrativa digital en la educación superior.

 Inclusión de poblaciones en riesgo.

 Aprendizaje desde la diversidad y tecnologías de la comunicación.

 Experiencias de diseño de dispositivos para la inclusión de poblaciones diversas.

 El aprendizaje y la enseñanza con tecnologías desde la educación inclusiva.

 Accesibilidad y diseño pedagógico para poblaciones diversas.

El congreso tuvo 8 invitados internacionales, conferencistas de alta envergadura, cuyo tema principal fue todo lo que hay para hacer en las aulas y para abordar las problemáticas que se le presentan a los profesores diariamente para que su clase sea más inclusiva.

En cuanto a la tecnología para lograr una educación inclusiva, hubo ponencias que hablaban desde cómo se debe diseñar un aula interactiva, hasta ponencias que hablaban sobre qué herramientas podrían utilizar los profesores para detectar las fallas de inclusión que hay en su salón de clases. Adicionalmente, hubo ponencias, por ejemplo, de la Universidad La Salle, una universidad privada que está sacando los fondos para que guerrilleros desmovilizados puedan irse a Yopal, un municipio en el centro de Colombia, a estudiar ingeniería agrónoma y que luego puedan devolverse a sus zonas de conflicto para aportar algo positivo.

Este congreso fue un espacio importante para generar conocimientos, para generar nuevas prácticas y para generar conciencia sobre la inclusión dentro del ambiente académico. En Colombia todavía falta mucho para llamarse un país con educación incluyente, tanto a nivel gubernamental, como a nivel institucional y de conciencia. Sin embargo, cada vez más se está hablando del tema, sin ningún requerimiento a nivel gubernamental. Es por eso que este tipo de congresos es tan fundamental para lograr un cambio, para concientizar a la gente, y para compartir esfuerzos y lentamente crear una sociedad más educada, más unida y más incluyente. 

Historia de cliente

La revolución digital llega a las aulas

* Catalina Roldán, directora ejecutiva de RUMBO

*Alejandro Montes, Coordinador Académico de RUMBO

*Jorge Bustacara, Coordinador Técnico de RUMBO.

Ilustración:

TriiBU.

Fin de los comentarios