Cómo crear cursos digitales de capacitación eficaces para la inducción del personal

John Hackmeyer
John Hackmeyer
26/04/21
Ajuste el
tamaño del texto+

Muchas organizaciones de todo el mundo ahora ofrecen la mayoría de sus cursos de capacitación, por no decir todos, en línea. Esta tendencia sin duda se vio acelerada durante la pandemia del COVID-19, pues las empresas en general se han dado cuenta de los beneficios de ofrecer programas educativos en un formato virtual para mantener sus negocios activos.

Sin embargo, muchas organizaciones ya habían reconocido esas ventajas años antes del surgimiento de la pandemia. Una de ellas es Weka, una innovadora empresa de soluciones de datos que evidenció enormes beneficios en el desempeño, la eficiencia y la felicidad de sus empleados cuando decidieron poner en marcha su programa de capacitación en línea. 

En 2019, Weka decidió transformar su programa de capacitación con la ayuda de eThink Education (ahora parte de la plataforma de Open LMS) y CyberCrocodile. No obstante, Weka no contaba con un programa de inducción formal y la naturaleza ad hoc del programa de capacitación que había sido implementado en la empresa exigía que tanto ejecutivos como gerentes dedicaran un tiempo extremadamente prolongado al mismo. En efecto, la solución de capacitación existente en Weka para ese entonces carecía de diseño instruccional y no podía ser actualizado o duplicado con facilidad, lo cual limitaba enormemente su eficacia y eficiencia. 

Weka, una innovadora empresa de soluciones de datos que evidenció enormes beneficios en el desempeño, la eficiencia y la felicidad de sus empleados.

Weka deseaba crear una solución de capacitación que fuera expansible, duplicable y medible. En tal sentido, Weka estableció una alianza con eThink Education, un proveedor de soluciones de aprendizaje en línea de clase mundial (que ahora es parte de la plataforma Open LMS) para crear una plataforma Totara Learn LMS a la medida, instancia que alojaría y daría seguimiento a toda su capacitación; y con CyberCrocodile, una empresa de creación de contenido y socio de eThink, para transformar su capacitación estilo seminario en un curso digital eficaz. 

Gracias a los nuevos cursos digitales de capacitación de Weka, el tiempo que expertos en diversos temas han tenido que dedicar a su formación se ha reducido un 70% y el tiempo necesario para adquirir las competencias se contrajo de 3-4 meses a tan solo 1-2 meses. Tales resultados nos llevan a preguntarnos ¿cuál fue la estrategia que emplearon para lograrlos?

Investigación

Cómo el 2020 cambió el futuro del contenido educativo digital

Mantener la simplicidad

Es muy fácil caer en los excesos a la hora de diseñar los cursos, pensando que esto fomentará la participación de los estudiantes. Sin embargo, los cursos demasiado cargados pueden atentar contra su utilidad. Por ello, al diseñar sus cursos, debe enfocarse en los aspectos más importantes: ¿cuál es su público? y ¿cuáles son sus metas de aprendizaje?. Asegúrese de mantener siempre presentes estos aspectos cuando cree sus cursos, de manera que pueda lograr sus objetivos finales. 

Enfocarse en la presentación

Uno de los aspectos más importantes de un curso, incluso digital, es la forma en que se presenta el tema. Los videos son una gran forma de hacer que los expertos en la materia se destaquen, pero a veces el hecho de grabar videos frente a una sala vacía hace ver a los instructores aburridos o monótonos. Capacitar a los expertos en cómo presentar información de forma amena puede rendir frutos positivos a largo plazo. 

Dividir y vencer

CyberCrocodile transformó los seminarios de formato extenso dictados por expertos de Weka en módulos concisos que hacían parte de cursos de varios capítulos. La división del contenido en videos sobre temas específicos de no más de 10 minutos mantuvo la atención de los estudiantes a lo largo del proceso de formación. Ya fueran sobre mercadeo, herramientas de venta o temas dirigidos a un público especializado, los cursos en versión abreviada permitieron a los estudiantes tomarlos cuando tenían 10 minutos libres y mantuvo su interés en lo que estaban aprendiendo. Animar a los estudiantes a volver constantemente por ‘fragmentos’ del aprendizaje, también mejoró la memorización del material porque debían recordar de forma regular lo aprendido en cursos pasados. 

Investigación

Las ventajas de diseñar su propia interfaz para usuarios de eLearning

Ser creativo con el contenido

¿Cuál es su público y a qué metodología responderá mejor? Los videos son una gran plataforma para enseñar, especialmente en una era en que mucha gente se siente cómoda con los videos cortos como forma de transmitir información. Pero, ¿ha pensado en contenido pedagógico complementario? La gente responde muy bien a historias de éxito y a productos y herramientas usados en la vida real. Dependiendo de su audiencia, los estudios de caso y arquitecturas de referencia pueden ser ejemplos útiles tomados de la vida real para demostrar el éxito de una solución. Además, las infografías pueden ser una forma fresca, participativa y fácilmente digerible de aprender un tema específico. 

Realizar pruebas cortas es muy útil a largo plazo

En definitiva, el objetivo de la enseñanza y la capacitación es modificar la conducta, ya sea agregando, cambiando o eliminando un hábito. Las pruebas y las evaluaciones son esenciales para verificar la retención del conocimiento impartido. Las pruebas cortas sobre contenido, aplicadas en cada capítulo, pueden ayudar a garantizar que los estudiantes están entendiendo la información suministrada, mientras que las pruebas cuantitativas dan cuenta del conocimiento acumulativo. Sin embargo, las pruebas no deben consistir necesariamente en preguntas de opción múltiple o de verdadero y falso. Piense en nuevas formas de captar la participación estudiantil en otros niveles. Podría usar, por ejemplo, la dimensión cinestésica, usando asignaciones de arrastre y suelte, o la auditiva, usando archivos de audio en las pruebas. 

Poner a prueba a futuro su formación mediante cursos digitales

La división en módulos de los cursos digitales no solo es beneficiosa para la retención y el éxito del estudiante, sino que facilita la actualización y el reciclaje del contenido cuando sea necesario. Cuando es necesario actualizar algún área del curso, solo debe actualizar ese módulo específico, lo cual les ahorra tiempo y trabajo a los expertos en la materia y a los creadores de curso. 

Asimismo, puede producir diferentes módulos y aplicarlos a otros grupos de estudiantes o cargarlos a diferentes cursos. Por ejemplo, si tiene un curso diseñado para inducción de nuevos empleados contratados, 50% de ese curso también podría ser relevante para la inducción de un nuevo representante de ventas para un socio. Los cursos digitales por módulos le permiten tomar los más eficaces y reasignarlos a nuevos cursos para sus aliados. 

Es cierto que no existe una fórmula única para la creación de cursos digitales, pero algo está claro: Los cursos digitales pueden ayudar a su organización a apoyar a una variedad de estudiantes, adaptarse a diferentes estilos y ritmos de aprendizaje y contribuir con el éxito corporativo. 

¿Le interesa conocer más sobre el caso de Weka? Lea todo el estudio de caso aquí.

Fin de los comentarios