La evolución y el futuro de los contenidos de aprendizaje mixto en la empresa y en la educación superior

Logo_Leo_Learning
LEO Learning
27/04/21
Ajuste el
tamaño del texto+

En este artículo, Derek Phillips, diseñador principal de aprendizaje de LEO Learning, y Patrick Billingsley, consultor principal, exploran los cambios contemporáneos observados en los tipos de contenido y medios de comunicación que entran en juego en el aprendizaje mixto. El paso de una modalidad parcial o totalmente presencial a otra totalmente en línea durante la pandemia ha proporcionado una experiencia de aprendizaje más variada tanto para los facilitadores como para los estudiantes. ¿Cómo será el futuro del aprendizaje mixto? Averigüémoslo.

“Cuando las cosas vuelvan a la normalidad…”

Esta expresión dominó las conversaciones en empresas, escuelas y hogares desde la primavera hasta el verano de 2020. Sin embargo, a medida que las partes interesadas, los educadores y los miembros de las familias se resignaban a la realidad de una pandemia creciente, una nueva expresión: “la nueva normalidad”, ocupó su lugar. 

Aunque este dicho también se convirtió pronto en un cliché, el concepto sigue resonando, ya que transmite una sensación de esperanza en un futuro mejor. Como sostiene el Foro Económico Mundial, el panorama pospandémico está lleno de “retos y oportunidades” por igual. 

El ámbito de la tecnología educativa no es una excepción a este cambio orientado al futuro. Aunque las soluciones de aprendizaje electrónico y aulas virtuales cobraron impulso antes del inicio de la pandemia, ahora se consideran menos como alternativas auxiliares o suplementarias y más como opciones válidas para el aprendizaje y la formación. Aunque las interacciones presenciales nunca podrán ser sustituidas, el aumento de la importancia del aprendizaje virtual afectará sin duda la forma en que nos relacionaremos en el futuro.

Oportunidades para la innovación

Nos asociamos con organizaciones que se incluyen dentro del espectro de preparación para el aprendizaje electrónico. Para algunas, cuyas partes interesadas ya estaban acostumbradas a trabajar y establecer contactos a distancia, la pandemia requirió un simple giro de la participación a tiempo parcial a la participación a tiempo completo en línea. Para otras, aunque eran receptivas al aprendizaje e incluso a la socialización virtual, el cambio de las interacciones en conferencias y aulas a un formato totalmente en línea causó mayores problemas de desarrollo. Las que permanecieron abiertas a nuevas y prometedoras oportunidades cosecharon rápidamente los beneficios de una innovación creativa y sin interrupciones. En el caso del aprendizaje pospandémico, esta innovación nace de la necesidad. 

Las partes interesadas en la formación y el desarrollo en todo el mundo descubrieron que las soluciones de aprendizaje electrónico y mixto, cuando se aplican con intención y saber-hacer, pueden revolucionar la forma en que las organizaciones “gestionan, planifican, ofrecen y hacen seguimiento” del aprendizaje. Estas soluciones se diseñan teniendo en cuenta a la audiencia para garantizar que las actividades de aprendizaje sean accesibles e incluso reproducibles en contextos similares. 

Investigación

Cómo el 2020 cambió el futuro del contenido educativo digital

Transformar, no transferir

El clásico consejo de “si no está roto, no lo arregles” trasciende a la industria y al sector. En cuanto a la transición del aprendizaje presencial al virtual, alentamos a los clientes a considerar lo que funciona bien y a que se adapten en consecuencia. Este estilo de planificación diagnóstica se conoce como andragogía apreciativa, y les brinda a los diseñadores de aprendizaje un marco para “alimentar las relaciones y [aumentar] la presencia del profesor [o facilitador] dentro de un entorno de aula en línea”.

Para ser claros, esta transformación de los elementos que “funcionan” en un entorno presencial implica la reutilización de métodos y medios, y no siempre es un cambio directo. Este proceso requiere diversos grados de esfuerzo en función del objetivo final. Sin embargo, los beneficios de la transformación superan con creces el riesgo de que la formación se estanque, y las organizaciones pueden conseguir la participación de todas las partes interesadas, incluyendo a los instructores, facilitadores y participantes. 

En el sector del aprendizaje y el desarrollo, hemos observado una proliferación de herramientas, plataformas y estrategias renovadas que facilitan la transformación de los elementos interactivos, usualmente con el fin de combatir la noción generalizada de “fatiga de Zoom”. La  incorporación de activos como el vídeo (incluso aprovechando los contenidos generados por los usuarios y grabados a distancia), las encuestas y los foros de debate pueden ayudar a mantener una sensación de familiaridad, mientras se aprovecha la disposición general a probar nuevas actividades.

Investigación

5 características esenciales de las herramientas de creación para proyectos globales de aprendizaje en línea eficaces

Equilibrio entre estilo y sustancia

Como ya se ha dicho anteriormente, la transformación requiere tiempo, esfuerzo y dedicación en distintos grados. Las necesidades únicas de cada organización y de cada estudiante deben medirse en función de los tres componentes que conforman la calidad: alcance, calendario y recursos, para evaluar las prioridades generales y no negociables. Por ejemplo, si el cronograma es el factor fundamental que guía la toma de decisiones, los recursos y el alcance pueden escalarse en consecuencia, y así sucesivamente. Así, la calidad de cada iniciativa de aprendizaje fluctúa en consecuencia, para bien o para mal. 

Debido a las limitaciones asociadas al confinamiento, los diseñadores y creadores de contenidos a menudo tienen que conformarse con las herramientas y los recursos a su disposición. Incluso con estas limitaciones, los profesionales del aprendizaje no tienen que sacrificar el estilo o la experiencia estética óptima por la sustancia, o viceversa. 

Tenga en cuenta estos consejos para transformar el aprendizaje presencial, manteniendo la integridad de sus objetivos finales:

  • Para hacer una demostración de una nueva herramienta o competencia, considere el video Como se ha mencionado anteriormente, el contenido generado por el usuario puede dar un toque multimedia sin generar grandes costos. Además, esto anima a los usuarios a ver e incluso comentar el contenido de los demás.
  • Para incorporar el juego de roles, pruebe el aprendizaje basado en escenarios – El aprendizaje a partir de personajes, ya sean reales o ficticios, puede impulsar el compromiso y proporcionar un valor y un contexto mucho mayores que muchos modelos de aprendizaje descendentes.
  • Para permitir la experiencia práctica, prepare simulaciones – Las simulaciones pueden realizarse tanto con baja tecnología en forma de vídeos de capturas de pantalla como con alta tecnología en forma de realidad aumentada o virtual, lo cual representa la próxima frontera de las soluciones de aprendizaje mixto.

 

Column

Promover la participación estudiantil: un enfoque para resolver el problema de Zoom

El poder de las interacciones sociales

Una de las mayores diferencias identificadas entre el aprendizaje presencial y el virtual es la falta de comunicación en persona y de señales no verbales. Tanto los facilitadores como los profesores, ya sean profesionales o principiantes en materia tecnológica, señalan la ausencia de lenguaje corporal y de señales visuales como un inhibidor potencial del progreso de los estudiantes, así como de la creación de relaciones.

Para mitigar las consecuencias de la pérdida de interacciones interpersonales, LEO diseña conjuntamente oportunidades de aprendizaje mixto que incorporan la teoría del aprendizaje social. Psychology Today resume este fenómeno, observado originalmente por el psicólogo Albert Bandura, afirmando que “la gente aprende observando a otras personas”. Aunque sea simple, esta noción tiene profundas implicaciones: los estudiantes avanzan comparando las mejores prácticas, basándose en las experiencias vividas por los demás, e incluso haciendo un seguimiento del progreso en las tareas mutuas. 

Este método colaborativo uno junto a otro, aunque a menudo de forma asíncrona, se conoce comúnmente como “aprendizaje en el flujo de trabajo”. Se produce de forma natural y en un contexto real, lo que contribuye a un sentido general de comunidad y conocimiento compartido. Se sabe que el diseño del aprendizaje para las oportunidades sociales y de colaboración aumenta la retención de la información. 

Columna

Cómo apoyar en línea a un grupo global de estudiantes de Inglés con fines académicos (EAP)

La importancia del aprendizaje social

¿Cómo se pueden alcanzar estos objetivos en un entorno virtual? 

Gracias a los sistemas de gestión de aprendizaje con visión de futuro como Docebo y Adobe Captivate Prime, así como a plataformas de experiencia de aprendizaje como Instilled de PeopleFluent, los diseñadores de aprendizaje pueden establecer interacciones en línea que se alimentan de foros de debate en los que los participantes pueden mantener conversaciones. Estas interacciones emulan algunas de las características fundamentales de las conversaciones entre pares. 

LEO ha trabajado con socios de todos los sectores e industrias para potenciar las instancias de aprendizaje social a través de su diseño de aprendizaje. 

Desde el uso de pizarras colaborativas en línea, como Miro, en una escala menor hasta el desarrollo de competiciones e incentivos globales basados en aplicaciones en una escala mayor, el aprendizaje social es un paso clave para crear experiencias significativas en el aprendizaje a distancia. Según un artículo publicado en 2021 en la Harvard Business Review, cuando se utilizan para acentuar una jornada de aprendizaje mixto más amplia, estos momentos de aprendizaje social y colaboración se vuelven más intencionales y aumentan el impacto.

¿Qué significa esto para el sector educativo?

El esfuerzo por ofrecer soluciones de aprendizaje de alto impacto en un mundo pospandémico ha proporcionado su cuota de conocimientos. Desde los repentinos giros en la estrategia hasta la creciente importancia del aprendizaje social, el futuro se caracterizará por el impulso a desafiar las expectativas y promover la innovación. Independientemente del entorno corporativo o educativo, un deseo mayor de mejorar la eficacia y la eficiencia mientras se mantienen los estándares de excelencia de la industria actuará como una fuerza impulsadora.

En este sentido, esperamos que el aprendizaje mixto, tanto en el ámbito empresarial como en el de la educación superior, siga formando parte de la “nueva normalidad” mientras hacemos proyectos para el futuro del aprendizaje más allá de la pandemia.

La cultura del aprendizaje, la tecnología y las necesidades de los estudiantes cambian constantemente, y no debemos tener miedo a probar cosas nuevas mientras nos adaptamos. El mejor aprendizaje suele provenir del ensayo, el error y la exploración posterior.

¡Sea parte de la comunidad de Aprendizaje en línea! Suscríbase hoy para recibir las últimas publicaciones en su correo.

Fin de los comentarios