Cómo apoyar en línea a un grupo global de estudiantes de Inglés con fines académicos (EAP)

Sian Lund
Sian Lund
12/04/21
Ajuste el
tamaño del texto+

Apoyar a los estudiantes internacionales en el desarrollo del idioma inglés y sus habilidades académicas se convirtió en un desafío, al no estar seguros de si podrían viajar o participar en los programas debido a la pandemia. Sin embargo, la transformación del curso en un programa completamente en línea funcionó perfectamente.

La unidad de Inglés con fines académicos (EAP) del Royal College of Art (RCA) fue concebida para apoyar a los estudiantes de toda la institución en el desarrollo de sus habilidades lingüísticas y académicas en inglés, incluyendo la lectura y escritura de textos académicos, la realización de presentaciones, la creación de habilidades de discusión, etc. Aunque el trabajo de la unidad EAP continúa durante todo el año, el curso “Pre-Sessional” o curso previo a los periodos académicos se lleva a cabo durante el verano para hablantes no nativos de inglés que entran en los programas de máster, atrae a una media de unos 200 estudiantes cada año. Este curso intensivo de 8 semanas suele impartirse en pequeños grupos de 12 a 15 estudiantes que viajan al Reino Unido con fines educativos desde diversos lugares del mundo. El curso se centra en gran medida en talleres interactivos y permite a los estudiantes desarrollar las habilidades de diálogo y debate necesarias para tener éxito en sus programas de grado.

Sin embargo, en el verano de 2020 no estábamos seguros de que nuestros estudiantes internacionales pudieran viajar o participar en nuestros programas, por lo que transformamos completamente el curso Pre-Sessional en un programa totalmente online para apoyar a nuestros estudiantes en todo el mundo. Debido a la naturaleza intensiva y altamente personalizada del curso, tuvimos que ser muy cuidadosos para no perder ninguno de los elementos pedagógicos en la transición.

La base de nuestro curso pasó a ser Moodle™️, que antes de la pandemia sólo se utilizaba como repositorio de materiales para nuestros estudiantes y como método de reserva de lugares para talleres en el campus. A pesar del gran aumento de la carga de trabajo para realizar esta transición, abordé esta tarea con la mentalidad de “¿cómo beneficiar a nuestros estudiantes con el paso al aprendizaje en línea?”, y no “¿cuáles serán las dificultades añadidas?”. Parte de esto implicaba examinar los elementos importantes del curso y ver qué era necesario hacer por videoconferencia, en contraposición a qué elementos podían lograrse más eficazmente en un formato de estudio independiente. Para el desarrollo de la lengua y la comunicación, es esencial que los estudiantes estén constantemente expuestos al nuevo idioma para que puedan reflexionar sobre él, su contexto y su uso antes de utilizarlo. Por esta razón, consideré que las destrezas de lectura y razonamiento podrían beneficiarse de los elementos de estudio independiente de eLearning, centrando la enseñanza sincrónica y en línea en el diálogo y la interacción.

Entrevistas

Contenido digital en la educación superior de hoy según Michael Feldstein, de E-Literate

Para organizar las semanas para los estudiantes, utilicé mosaicos para agrupar todas las herramientas, los enlaces de las sesiones de Zoom y los recursos necesarios para los estudiantes en un solo lugar. Cada semana incluía una unidad de autoaprendizaje con actividades interactivas, creadas mediante un software de texto interactivo para que se incluyeran preguntas relevantes en la lectura y los estudiantes pudieran hacer anotaciones sobre el texto en directo. Estos elementos interactivos reproducían eficazmente las habilidades de lectura que benefician a los estudiantes de educación superior, como subrayar, reflexionar y explorar el texto de forma autónoma. Las secciones de autoaprendizaje también incluían clips de vídeo integrados, como nuestro video tutorial semanal que resumía el punto de aprendizaje clave de la semana y breves cuestionarios relacionados con el vocabulario y la comprensión, que creé utilizando H5P

Para los elementos de enseñanza sincrónica, establecimos cuatro sesiones de zoom de tres horas a la semana. Estas sesiones ofrecían un espacio para que los grupos construyeran redes de comunicación y apoyo con la mayor interacción verbal posible. Como las unidades de autoaprendizaje sentaban las bases de la enseñanza de la lengua, el enfoque de estas sesiones sincrónicas podía ser más claro que el de las sesiones presenciales, y los profesores podían dar información individualizada a los estudiantes.

Estas sesiones se hicieron más interactivas con el uso de Padlet, que proporcionó el espacio para compartir materiales y publicar comentarios. Asimismo, Padlet sirvió de red de seguridad para los problemas de Internet: si los estudiantes tenían que abandonar Zoom por problemas de WiFi, podían seguir participando a través de Padlet desde sus teléfonos, si era necesario. Padlet fue más allá de simplemente sustituir una pizarra tradicional de aula y creó un lugar más interactivo y equitativo para que varios estudiantes pudieran contribuir a la vez. Adicionalmente, proporcionó un entorno más relajado para que los estudiantes más tímidos participaran activamente en el curso. Padlet también sirvió como portafolio del trabajo de los estudiantes, incluyendo publicaciones periódicas en el blog, esquemas y borradores. Así, los profesores podían comprobar continuamente el trabajo de sus estudiantes, y ambas partes podían ver el progreso a lo largo del curso.

Royal College of Art
Royal College of Art localizado en Londres, Reino Unido.

Un estudiante dijo de la plataforma del programa: “La combinación de Moodle™️ y Padlet es muy útil… En mi experiencia, creo que las clases en línea funcionan muy bien y Padlet fue muy útil también… Me gusta mucho la forma de usar Padlet para expresarnos y conectar con los demás”.

La variedad de herramientas de eLearning utilizadas con entusiasmo por el equipo docente permitió mantener los resultados pedagógicos clave y, en los casos donde los desafíos podrían haber creado obstáculos, pudimos encontrar alternativas viables. Por ejemplo, uno de los objetivos principales de este curso es que los estudiantes adquieran confianza en la lectura de textos académicos más largos, desarrollen su vocabulario y la capacidad de abordar contenidos desconocidos con una mirada crítica. Al concentrarse en las habilidades de lectura y escucha en las secciones de autoestudio, los estudiantes podrían trabajar con los materiales en su propio tiempo: reflexionando sobre los nuevos conceptos y términos y repitiendo las tareas si es necesario, antes de unirse a las sesiones de enseñanza en grupo. Esto permite desarrollar estrategias de aprendizaje independiente como elemento necesario para el curso. Las herramientas de eLearning eran variadas e interactivas y los estudiantes las calificaron como estimulantes e interesantes. Uno de nuestros estudiantes dijo del estilo del programa:La experiencia fue extraordinaria… Fue como estudiar en el aula”.

Por supuesto, nuestra transición no estuvo exenta de desafíos. Algunos estudiantes se mostraron tímidos y reacios a encender sus cámaras o a unirse a los debates de grupo. Sin embargo, utilizamos las herramientas tecnológicas para animar a los estudiantes a participar de otras formas con las que se sintieran cómodos, a la vez que los hacíamos avanzar lentamente hacia contribuir de manera verbal. También tuvimos que adaptarnos a las restricciones de varios países. Muchos de los estudiantes del curso procedían de China, donde las plataformas de vídeo típicas -como YouTube- no estaban disponibles, así que nos adaptamos a hacer nuestros vídeos de forma nativa dentro de la plataforma.

Además, tuvimos que enfrentar el reto de producir material de curso de alta calidad en un tiempo limitado y con un personal limitado, lo que llevó a muchos de los miembros de nuestro equipo a familiarizarse con varios elementos nuevos de eLearning en rápida sucesión. La colaboración con nuestro tecnólogo de aprendizaje y el departamento de TI fue crucial y nos permitió encarar menos desafíos.

"La combinación de Moodle™️ y Padlet es muy útil... En mi experiencia, creo que las clases en línea funcionan muy bien y Padlet fue muy útil también... Me gusta mucho la forma de usar Padlet para expresarnos y conectar con los demás".

Los estudiantes disponían de nuevas formas de comunicarse e interactuar entre sí, pero se perdían algunas interacciones casuales y la facilidad de la enseñanza presencial, y -por supuesto- tenían que lidiar con los ocasionales problemas tecnológicos que surgían. Sin embargo, la creación de este catálogo de materiales y tareas interactivas en línea supuso que todos los estudiantes recibieran materiales y enseñanzas coherentes. Asimismo, pudieron retomar diferentes temas, participar de nuevas formas e interactuar con los profesores a través de los blogs y sus portafolios.

Mi recomendación a otros profesionales que estén migrando sus cursos a Internet es que tengan claros los resultados pedagógicos de aprendizaje que quieren alcanzar antes de elaborar su programa. Antes de pensar en el software o en otros elementos, concéntrense en el proceso que deben seguir los estudiantes para aprender. Además, es esencial pensar de forma realista cuál es el formato online más exitoso para ayudarles a alcanzar los objetivos de la sesión. Usar demasiadas herramientas puede abrumar a los participantes y los detalles técnicos pueden volverse más complicados que el proceso real de aprendizaje, por lo que debe ser estratégico en cuanto a las herramientas. Y por último, pero posiblemente lo más importante, dejen tiempo y creatividad suficientes al desarrollar sus materiales, así como tiempo adicional y alternativas viables sobre cómo entregar la información a sus estudiantes

¡Se parte de la comunidad E-Learn! Suscríbete hoy para obtener las últimas novedades en tu bandeja de entrada.

Fin de los comentarios