El camino al éxito de Concordia University Wisconsin hacia un récord de retención estudiantil

Leonardo Tissot
Leonardo Tissot
13/02/18
Ajuste el
tamaño del texto+

¿Por qué es importante? Gracias a las soluciones que ofrece la analítica del aprendizaje, el personal de Concordia University Wisconsin puede anticipar los problemas de sus estudiantes y ayudar a resolverlos, todo dentro de una experiencia académica más personalizada y dirigida a aumentar los niveles de retención estudiantil.

Mequon, Wisconsin, Estados Unidos 

Gracias a Blackboard intelligence y a las soluciones de analítica del aprendizaje, el personal de Concordia University Wisconsin (CUW) logró identificar los problemas de sus estudiantes y ayudarlos a tiempo. 

Antes de implementar estas tecnologías, los informes de los profesores eran la única manera de diagnosticar si los estudiantes tenían problemas en su aprendizaje. Sin embargo, para el momento en que los estudiantes recibían los informes, ya era demasiado tarde para ayudarlos a recuperarse y aprobar su semestre. “Ahora podemos intervenir desde mucho antes”, nos dice Elizabeth Polzin, Assistant Vice President of Academics for Student Success de la CUW. 

El trabajo en el área de analítica del aprendizaje en esta universidad empezó hace aproximadamente un año y se concentró inicialmente en los estudiantes de pregrado del campus, con el fin de garantizar la confiabilidad de los datos obtenidos de esta población estudiantil. Hasta el momento, los resultados no podrían ser mejores. 

El otoño pasado, la CUW tuvo una tasa de retención de 72%. Un año después, este número aumentó un 10%  lo que permitió a la institución alcanzar una cifra récord de 82%. Para Polzin, este resultado es el reflejo de la unión de dos factores: la analítica y la intervención admisnistrativa y de los profesores en la universidad. “Los datos que recolectamos en este último año nos ayudaron a entender mejor los retos que enfrentaban nuestros estudiantes y a intervenir a tiempo para ayudarlos”, agrega Polzin.

En búsqueda de una experiencia más personalizada 

En la CUW, los estudiantes son mucho más que “solo números”. “Aquí nos enorgullece saber que conocemos a cada uno de nuestros estudiantes por su nombre. Usar la analítica para mejorar la atención al estudiante garantiza una experiencia personalizada. En vez de esperar a finales del semestre para diagnosticar las fallas, podemos notar inmediatamente cuando dejan de asistir a clase o de hacer sus tareas”, señala Elizabeth. 

La tarea más importante es determinar el nivel de compromiso académico de los estudiantes, por ejemplo, cuando estos, no se esperan hasta final de semestre para recuperar las malas notas. Ese es el verdadero objetivo del apoyo académico.  

“Gracias a las herramientas de analítica del aprendizaje de Blackboard, este año hemos notado un cambio radical, tan pronto como comenzamos a concebir los tipos de informe que podemos crear para planificar mejores estrategias. Creo que una de las razones que explica el crecimiento de nuestra tasa de retención es el enfoque personalizado en los estudiantes desde mucho antes de finalizar el semestre”, dice Polzin 

Photo Elizabeth Polzin, assistant vice president of Academics for Student Success at Concordia University Wisconsin
Elizabeth Polzin, assistant vice president of Academics for Student Success en Concordia University Wisconsin

Mejor calidad en el monitoreo estudiantil 

Con base en los datos obtenidos, la CUW implementó dashboards que se concentran en el rendimiento estudiantil y en diversos factores de riesgo, los cuales están siempre al alcance de todos sus consejeros. Por ejemplo, “los consejeros pueden determinar fácilmente cuando los estudiantes desmejoran su promedio en comparación con el período anterior, si tienen bajo rendimiento o si su promedio sufre una caída significativa con respecto a su promedio acumulado”, entre otros factores. 

Los dashboards permiten que la universidad pueda diseñar métodos más eficientes para ayudar a sus alumnos, incluyendo aquellos que necesitan intervención desde el principio para evitar problemas futuros en su educación. Según Polzin, “revisar los factores de riesgo ya identificados a comienzos del semestre nos permite intervenir desde mucho antes”.

La CUW también creó un equipo de intervención que está capacitado para manejar temas que van desde finanzas hasta salud mental, todo con la intención de ayudar a los estudiantes a reconocer qué tipo de problemas enfrentan y así formular soluciones apropiadas. Por ejemplo, la función de control de asistencia del dashboard permite ver cuándo un estudiante no va a clase por un período de tiempo considerable; con esta información en tiempo real, un miembro del personal académico puede hacer seguimiento a este estudiante y determinar el tipo de ayuda que necesita. “En vez de enviar correos electrónicos automáticos, gracias a la herramienta, el docente puede comunicarse directamente con los estudiantes que además ya lo conocen”, explica Elizabeth. 

Su Universidad puede aumentar los niveles de retención y ofrecer una excelente experiencia estudiantil. Conozca aquí, las herramientas de Analítica del Aprendizaje.

En pro de una mejor relación entre los profesores y los estudiantes 

Gracias al análisis de datos, la CUW creó un sistema de referencia para los profesores que mejoró notablemente las relaciones profesor-estudiante. Antes, cuando un estudiante obtenía malas calificaciones, los profesores se sentían obligados a lidiar con el problema por sí solos; sin embargo, no todos los profesores se sentían cómodos con este enfoque. Ahora, hay un sistema que les permite a los profesores referir a los estudiantes en riesgo a un equipo de apoyo académico capaz de ayudarlos usando los datos obtenidos.  

 La analítica y el aumento de ingresos para las universidades 

Además de mejorar la experiencia de los profesores y estudiantes, la analítica del aprendizaje también ha tenido un impacto positivo sobre los ingresos de la CUW por concepto de apoyo académico. “En general, la analítica constituye un mejor uso de tiempo y recursos humanos. Como supervisora, no quiero a mi equipo trabajando día y noche en algo que no traerá resultados; usar la analítica nos centra y nos muestra la mejor dirección para ayudar a nuestros estudiantes”, analiza Polzin. “Lo fundamental es que usar la analítica nos ayuda a tomar decisiones bien fundamentadas, lo cual explica en gran parte nuestros resultados positivos”, concluye.  

Gráfica- El impacto de la analítica del aprendizaje en la CUW

Entrevistas

Consideraciones éticas sobre la analítica del aprendizaje

Elizabeth Polzin, Assistant Vice President of Academics for Student Success de la Concordia University Wisconsin.

Fotos:

 AFP Darren Hauck

 

Fin de los comentarios