Diseñadores filipinos emergentes que se apasionan por el e-learning

Susan D'Aloia
03/08/17
Ajuste el
tamaño del texto+

¿Por qué es importante? El Proyecto Pasión proporciona a los estudiantes experiencias de laboratorio y una guía con un amplío soporte en línea, que permite desarrollar una estructura y un enfoque de una manera más eficaz.

Manila, Filipinas

Mientras crecía en los años setenta y principios de los ochenta en Manila, Michi Calica pasaba su tiempo en la fábrica de ropa de su madre y jugaba con las máquinas atraída por el proceso de plasmar ideas en el papel y por trabajos de mayor dimensión. Sin embargo, Michi sentía especial curiosidad y asombro por Dory, una mujer de unos cuarenta años que cosía de manera increíble. Eternamente atraída por la forma con la que hacía aquellas líneas tan limpias y precisas, la pequeña Michi finalmente convenció a Dory para que le enseñara a coser. Y así fue. Dory trajo alegría a la joven vida de Michi al exponerla a la jerga popular filipina, mientras ella aprendía de modelos y se instruía sobre la técnica de costura.

“Ella era muy divertida. Muchos años después, cuando tenía mi propia línea, la contraté y le enseñé a hablar inglés. Ahora está jubilada.”

Hoy, Michi Calica Sotto es una diseñadora de moda y empresaria de Manila. Es la cofundadora de Fashion Page Corp, una fábrica de prendas de vestir que confecciona uniformes corporativos tanto para mercados locales como internacionales. Trabaja como directora creativa y también dirige Michi Calica Flowers, un negocio de arreglos florales que fundó, además de ya ser dueña de uno de bienes raíces con su pareja. Tales logros pueden atribuirse a la naturaleza innata de su talento y también de su disciplina, su experiencia de estudio en la Escuela de Diseño de Seattle y su conocimiento a la perfección de los ciclos de la demanda y la oportunidad. Y, por supuesto, también es gracias a Dory, una maestra costurera que se tomó el tiempo de guiar y asesorar a Michi cuando por primera vez sintió curiosidad y voluntad por aprender este oficio.

Producto de esta alquimia, Michi se ha consagrado como mentora y guía para la próxima generación de diseñadores filipinos. Cuando un experto de la industria llamó a su puerta con un contrato a corto plazo para que diseñara el programa de Diseño de Moda y Comercialización en una nueva escuela de diseño de artes y moda en la ciudad de Makati, ella no lo dudó ni un segundo. Este trabajo fue el que le permitió empezar a familiarizarse con el uso de Moodlerooms.

El contrato terminó, pero su experiencia sobre cómo el e-learning puede desarrollar una estructura y un enfoque de una manera tan eficaz no hizo más que motivarla aún más a impulsar sus oportunidades educativas. Como resultado de este compromiso, Michi, junto con otras dos personas, creó El Proyecto Pasión, una cooperativa de aprendizaje que apoya a los jóvenes aprendices filipinos para forjar un camino exitoso en la industria de la moda.

Michi Calica. Manila, Philippines. Photo: AFP Joseph Agcaoili.
Michi Calica. Manila, Philippines. Photo: AFP Joseph Agcaoili.

El Proyecto Pasión proporciona a los estudiantes experiencias de laboratorio y una guía con un amplío soporte en línea. En un corto video grabado en el iPhone de una estudiante de diseño que Michi asesora, la joven nos cuenta sobre su experiencia con el proyecto, afirmando con claridad “todo lo que hacemos está conectado. Hay una razón por la cual hacemos lo que hacemos. Éste es un enfoque totalmente diferente a la forma tradicional en que enfocamos los temas en la academia”. Los padres de estos estudiantes también apoyan el proyecto. Actualmente Michi y sus colegas están en proceso de obtener la homologación del programa.

Utilice tecnologías de aprendizaje y descubra todas las posibilidades que tiene para que sus estudiantes emprendan un camino exitoso, en la industria de la moda.

“De cierta forma, las cosas son más fáciles para los estudiantes de hoy porque tienen más opciones. La información está al alcance de sus manos. ¡Nosotros teníamos que gastar mucho dinero en revistas! Es decir, todavía es difícil pertenecer a una sociedad de aprendizaje a la antigua. Tenemos que ser firmes porque cada vez más hay padres en Filipinas que creen en esta nueva forma de aprender”.

Michi alcanzó la mayoría de edad antes de que las academias de diseño se establecieran en Filipinas. Para ella fue un desafío encajar en el sistema escolar tradicional y luchó para encontrar un fin que superara el deseo de dibujar. Siempre de punta en blanco y esbozando ideas todo el tiempo, Michi se sentía como un pez fuera del agua. Cuando la legendaria diseñadora, Carolina Herrera, comunicó el patrocinio de un programa de beca para estudiar en el Instituto de Artes de Seattle, Michi aplicó y fue aceptada para cursar estudios por dos años.

“Era tradicional, pero lo suficientemente práctico”.

La orientación que Michi recibió resultó ser invaluable; allí terminó aprendiendo directamente de Herrera.

Michi comparte ampliamente sus convicciones en torno a la industria y la ética, y reconoce que los estudiantes también necesitan reconocer lo bueno y lo malo del mercado a medida que se desarrollan y crecen.

“Ahora tenemos el problema de la moda barata. La moda rápida significa lo mismo que la comida rápida para la ropa. La producción masiva de artículos de moda ha cobrado su precio en el medio ambiente. Apoyo la moda local y quiero que los estudiantes piensen en estos temas”.

Ella recuerda cómo sus aprendices acuden a ella con problemas de originalidad debido a su abrumador acceso a imágenes y también reconoce que estos pueden pasar mucho tiempo en línea. Esa es un área donde los estudiantes necesitan apoyo. “A veces les digo, paremos ahora y hagamos un muro de inspiración e inventemos algo”.

Impulsada por la estética, el proceso creativo, la técnica, los negocios, el deporte y el voluntariado en solidaridad con las mujeres y sus familias, Michi entiende la tenacidad y el reto de fomentar esta calidad en la generación más joven, y no ha olvidado cómo una experta costurera responde y guía a estos curiosos e inquietos aprendices.

“¿Cómo enseñas algo como el ímpetu? Manteniendo a los estudiantes ávidos de conocimiento.”

Si está interesado en conocer más sobre el Proyecto Pasión o apoyar su programación, envíe un correo electrónico a Michi a info@michicalica.com

* Michi Calica, diseñadora de moda y empresaria de Manila.

Fotografía:

* AFP Joseph Agcaoili.

Fin de los comentarios