Cómo despertar mayor interés en los estudiantes

Christina Gómez
19/09/17
Ajuste el
tamaño del texto+

Baltimore, Maryland, Estados Unidos

Gracias a una aplicación que involucra a los estudiantes en su propio aprendizaje y que genera cursos dinámicos, la University of Maryland Baltimore County logró despertar un mayor interés estudiantil, un mejor aprendizaje y mejores conocimientos.

Cuando las personas asumen el control de su propio aprendizaje, puede haber un aumento significativo en los conocimientos adquiridos debido a que cada individuo es consciente de sus propias fortalezas y debilidades y tiene la capacidad de autoevaluarse. De acuerdo con un estudio realizado por Oxford University y Oxford Learning Institute, el control de su propio aprendizaje es una habilidad que va a perdurar durante toda la vida de una persona.

Una realidad que la University of Maryland Baltimore County (UMBC) pudo comprobar en sus aulas, y que sin duda ayudó a que esa institución recibiera en junio pasado el premio Blackboard Catalyst Award for Leading Change, por la creación de una herramienta que demuestra una fuerte correlación entre las calificaciones estudiantiles y el uso de Blackboard Learn.

En 2007, John Fritz, Associate Vice President of Information Technology de esa universidad, empezó a estudiar el impacto que tenía Blackboard Learn sobre sus estudiantes. En su concepto, Blackboard Learn tenía la capacidad de ayudarles tanto a ellos como al cuerpo docente, pero no sabía cómo demostrar el impacto sobre lo que los alumnos estaban aprendiendo. Por lo tanto, adoptó como misión descubrir cómo hacerlo.

John empezó a estudiar las calificaciones de sus estudiantes y el tiempo que cada uno de ellos empleaba en el LMS. Hoy, Blackboard Analytics es una herramienta que puede realizar esta tarea, pero en ese momento no estaba disponible todavía. Usando un sistema analítico diseñado en casa, John encontró una diferencia del 40% entre el tiempo empleado en el LMS por los alumnos que no aprobaron sus cursos y los resultados de aquellos que utilizaban Blackboard Learn, quienes obtuvieron una calificación más alta o aprobaron el curso.

Con base en estos hallazgos, decidió construir una herramienta llamada ‘Check My Activity’ (‘Verificar mi actividad’). Esta aplicación les permite a los estudiantes verificar sus calificaciones, compararlas con las obtenidas por los demás compañeros de la clase, y ver el porcentaje del tiempo que cada uno de ellos había estado conectado al LMS. Aunque John no ha podido confirmar con precisión por qué razón los estudiantes siguen usando la herramienta, una de sus teorías es que posiblemente está estimulando una sana competencia entre ellos. Cuando comparan sus calificaciones con las de sus pares, varias cosas pueden suceder:

Infografía - Respuesta a la comparación en los resultados de clase: 1. Ven que obtuvieron una calificación por encima del promedio. Se dan cuenta de que hicieron bien las cosas, estudiaron el tema de manera correcta y lo entendieron adecuadamente. Por lo tanto, se sienten alentados a seguir adelante. 2. Ven que se encuentran dentro del percentil promedio. Esto tal vez no les provoca ninguna reacción en especial pero, por otro lado, es posible que se den cuenta de que estuvieron muy cerca de alcanzar los percentiles más altos o más bajos, y esto les ayuda a entender que tienen que trabajar un poco más si quieren sobresalir. 3. Ven que se encuentran dentro del percentil más bajo, y esto les hace sentir que ‘perdieron’. Los alienta a ser mejores, a trabajar más duro en el futuro. Ven también que aquellos estudiantes que alcanzaron los percentiles más altos pasaron más tiempo en el LMS, y por consiguiente se preguntan cómo pueden asumir el control de su propio aprendizaje.

• • •

Asumir el control de su propio aprendizaje podría significar para los estudiantes conectarse activamente al LMS porque realmente quieren aprender más, descubrir qué sigue en el pensum, qué tema están próximos a estudiar o si el profesor ha cargado alguna lectura o tarea nueva. De esta manera, los estudiantes están conectados activamente e interesados en su bienestar académico: por estar mejor preparados.

Adicionalmente, John explica que el profesor puede crear cursos de especial interés para los alumnos, con el fin de estimularlos a conectarse con frecuencia y descubrir qué tienen de nuevo y qué esta pasando. El profesor también puede entregarles las herramientas necesarias para facilitar la toma de control de su propio aprendizaje. Es aquí donde el diseño de los cursos cobra importancia, porque todos los elementos de la enseñanza y del aprendizaje deben tener sentido y los profesores deben aprovechar las herramientas a su disposición para que la educación sea más agradable y dinámica. Además, John trabaja con el cuerpo docente sobre la mejor manera de aprovechar al máximo todas las herramientas de Blackboard Learn, con el fin de que sus cursos sean más dinámicos.

Según el docente, la literatura investigativa demuestra que un LMS como Blackboard Learn se usa principalmente de tres formas:

Icono: Recopilación de contenidos.

1. Recopilación de contenidos: El instructor del programa carga los contenidos de los planes de estudios y los cursos y los estudiantes acceden por una sola vez al LMS con el fin de descargarlos.

2. Comunicación: Se usa Blackboard Learn como herramienta de comunicación mediante foros para discusión y anuncios, y para otros propósitos generales de la comunicación. Por lo tanto, los estudiantes pueden reunirse y mantenerse conectados.

Icono: Comunicación.

Icono: Evaluaciones ‘online’.

3. Evaluaciones ‘online’: John explica que esta es la táctica menos usada, pero es la más poderosa. Consiste en que los profesores cargan exámenes de prueba con el fin de ayudarles a los estudiantes a prepararse para los exámenes definitivos. Permite a los alumnos autoevaluarse y descubrir los temas en los que necesitan más trabajo. Adicionalmente, la recopilación electrónica de los trabajos de los estudiantes permite una descarga adaptiva de contenidos, lo que significa que el profesor tiene la capacidad de decirles que, a menos que aprueben un examen de prueba, no podrán entregar tareas futuras para efectos de obtener créditos. Esto hace que los estudiantes se esfuercen más y hagan las tareas con el fin de adelantarse en el curso. Con este formato de clases, los estudiantes tienen por qué acceder al LMS y ser proactivos en su aprendizaje. Cuando aprenden a expresar un verdadero interés y a ser proactivos, su relación con el aprendizaje puede cambiar de manera importante y tener un impacto que perdura durante toda su vida.

• • •

Después de ofrecerles a los estudiantes la herramienta ‘Check My Activity’, la universidad extendió el acceso a la misma al cuerpo docente. El instrumento les indica a los profesores qué tan activamente está siendo usado su curso por los estudiantes en comparación con otros cursos del mismo departamento. Esto también ha estimulado una sana competencia entre el profesorado, y ellos ahora trabajan para que sus cursos sean más dinámicos con el fin de conseguir que los estudiantes estén más interesados y por lo tanto mejoren sus calificaciones.

La colaboración entre UMCB y Blackboard en el desarrollo de ‘Check My Activity’ despertó en Blackboard su interés en crear algo igual de útil pero con muchos más recursos, y gracias a esta colaboración nació en 2012 Blackboard Analytics, que les permite a los profesores profundizar en los datos de los estudiantes y el rendimiento del curso.

Esta colaboración y la creación tanto de ‘Check My Activity’ como de Blackboard Analytics –que les permiten a los profesores realizar la correlación entre el uso del LMS y las calificaciones de sus estudiantes–, fueron esenciales para que UMBC recibiera el premio Blackboard Catalyst Award for Leading Change. El galardón se otorgó por su innovación en el campo de la educación y el desarrollo de estrategias y prácticas educativas con un impacto alto o tecnologías que tienen un efecto medible sobre los resultados en términos de aprendizaje, el rendimiento estudiantil o el progreso académico.

Sócrates dijo una vez que “la educación no consiste en llenar un recipiente, sino en encender una llama”, y asumir el control de su propio aprendizaje conduce a un proceso que perdura durante toda la vida: eso sí es encender una llama.

Sócrates dijo una vez que “la educación no consiste en llenar un recipiente, sino en encender una llama”, y asumir el control de su propio aprendizaje conduce a un proceso que perdura durante toda la vida: eso sí es encender una llama. Está claro que mediante el uso de la tecnología se les ayuda a los estudiantes de hoy a conseguir la fortaleza necesaria y el deseo de aprender durante toda su vida.

Jack Suess, Vice President of Information Technology and Chief Information Officer. John Fritz, Associate Vice President of Information Technology. Kevin Joseph, Director of Business Intelligence.Photo by Marlayna Demond for UMBC.

Fin de los comentarios