Aprendizaje en línea como una innovación en la educación

Cristina Wagner
Cristina Wagner y Michael Horn
16/11/17
Ajuste el
tamaño del texto+

¿Por qué es importante? En una economía del conocimiento, debemos asegurarnos de que cada estudiante cuente con las oportunidades apropiadas para alcanzar todo su potencial. El aprendizaje en línea ofrece una flexibilidad que puede ayudar a transformar la educación en un sistema de aprendizaje centrado en el estudiante que sea provechoso para todos.

Michael Horn es experto en aprendizaje en línea, así como en aprendizaje semipresencial, aprendizaje basado en competencias y educación centrada en el estudiante. Actualmente, trabaja con varias organizaciones educativas para mejorar la experiencia de aprendizaje de los estudiantes y su trabajo, además, lo ha llevado a formar parte de los comités consultivos de varias organizaciones educativas. Horn es cofundador del Clayton Christensen Institute for Disruptive Innovation (Instituto Clayton Christensen para la Innovación Transformadora), un centro de investigación sin fines de lucro, y es autor del libro éxito en ventas “Blended: Using Disruptive Innovation to Improve Schools”. Además, Horn es licenciado en historia de la Universidad de Yale y tiene un título de maestría en administración de negocios de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Harvard.

En esta entrevista, Horn comparte su visión sobre cómo transformar el sistema educativo para darle un enfoque centrado en el estudiante (SCL, por sus siglas en inglés). También habla sobre cómo utilizar el aprendizaje en línea para aumentar al máximo el éxito de los estudiantes, y nos cuenta por qué muchos consideran que el aprendizaje en línea constituye una innovación disruptiva en la educación. También comparte su punto de vista sobre los desafíos del aprendizaje semipresencial, así como sobre algunas de las tendencias que dominarán la pauta de las instituciones educativas en las décadas por venir.

Cristina Wagner

¿Cómo definiría el aprendizaje centrado en el estudiante? Sabiendo que vivimos en una economía del conocimiento, ¿por qué este enfoque es importante en la actualidad?

Photo Michael Horn

Concibo el aprendizaje centrado en el estudiante como la combinación de la personalización del aprendizaje, en el sentido de impartir el aprendizaje adecuado en el momento adecuado, y el aprendizaje basado en competencias o suficiencia, en el cual los estudiantes avanzan a la vez que van alcanzando sus objetivos de aprendizaje, sin que estos objetivos estén dominados por una línea de tiempo. Básicamente, significa que cada estudiante va a aprender y que nosotros nos vamos a asegurar de hacer lo correcto para cada persona, independientemente de que ese grado de experiencia sea un proyecto, una instrucción directa o una tutoría individual. Si nos remontamos hasta hace cien años, cuando se creó el sistema educativo tipo fábrica, lo que se buscaba era hacer pasar por la escuela a la mayor cantidad posible de estudiantes que en general egresaban con un mínimo nivel educativo, y estaba bien que algunos estudiantes sí obtuvieran conocimientos, mientras otros no, porque estos últimos tendrían un lugar reservado en la economía industrial. Sin embargo, en una economía del conocimiento realmente debemos estar seguros de que cada uno de los estudiantes domina los conceptos básicos para que tenga la oportunidad de descubrir y desarrollar su pasión y de alcanzar todo su potencial. Realmente necesitamos que todos tengan un papel más protagónico en la economía y esto se da al ayudar a los individuos a alcanzar todo su potencial.

Las experiencias de aprendizaje basadas en el aprendizaje en línea serán capaces de encontrar su espacio en las escuelas para crear la experiencia apropiada para cada estudiante particular.
Cristina Wagner

En su experiencia, ¿cuáles son los factores determinantes que permiten que un estudiante sea exitoso?

Photo Michael Horn

Se me vienen a la mente dos factores. El primero tiene que ver con la preparación académica: ¿le estamos brindando a los estudiantes una experiencia que sea apropiada para ellos, ajustada a su capacidad de memoria de trabajo, su conocimiento previo sobre el tema, y otros aspectos?

Y en segundo lugar, necesitamos pensar en su nivel motivacional, es decir, ¿los estudiantes están motivados para abordar un tema porque concluyen que son capaces de completar una actividad exitosamente?

Cristina Wagner

¿Cómo pueden aprovechar las escuelas y los profesores las oportunidades que brinda el aprendizaje en línea para mejorar la participación de los estudiantes y aumentar su éxito? Usted afirma que el aprendizaje en línea se considera una innovación disruptiva en la educación, ¿por qué cree que es así?

Photo Michael Horn

El aprendizaje en línea le permite al docente trabajar con los estudiantes de acuerdo a las necesidades individuales de cada uno, dado que es flexible por naturaleza, y los estudiantes pueden aprender cualquier contenido a su propio ritmo. Todo esto puede ayudar a impartir una educación que se encuentre justo por encima del nivel del estudiante, de forma tal que el contenido sea lo suficientemente interesante y desafiante para mantener al estudiante enganchado y no que resulte demasiado difícil y que a la larga genere falta de compromiso y participación. No podemos permitir que el estudiante piense que jamás podrá llegar a “entender” el contenido, ni tampoco caer en el otro extremo, porque un contenido que sea demasiado fácil no hará más que aburrirlos. El aprendizaje en línea puede ayudar a delinear y crear la experiencia de aprendizaje apropiada. La definición de una innovación disruptiva es aquella que ofrece algo más asequible, conveniente, accesible y simple que lo que ya existe, y básicamente es transformadora porque realza la experiencia de tutoría. Las tutorías son costosas para la mayoría de los estudiantes; el aprendizaje en línea, por primera vez, ofrece a los profesores la oportunidad de ser verdaderos tutores.

¿Le gustaría contribuir con E-Learn sobre este tema? Envíe su propuesta ahora.

Cristina Wagner

Las nuevas tecnologías plantean varios desafíos al docente, ya que estos tienden a emocionarse tanto con la tecnología que terminan olvidando los objetivos de aprendizaje ¿cuál sería su opinión sobre el papel del educador en mantener la experiencia enfocada en los objetivos de aprendizaje?

Photo Michael Horn

Es cierto que muchos educadores se entusiasman mucho con la tecnología, en vez de pensar en para qué los estudiantes usan estas herramientas o en si el contenido que están entregando los estudiantes a través de la tecnología es de alta calidad. En realidad, depende del educador comenzar con las preguntas básicas sobre “¿qué estoy tratando de lograr?”, “¿qué problema estoy tratando de resolver?, ¿qué oportunidad estoy intentando aprovechar?, ¿qué estoy ayudando a los estudiantes a lograr desde el punto de vista de los objetivos de aprendizaje?” En segundo lugar, los educadores necesitan preguntarse cómo es el éxito en un contexto dado. A partir de ahí, se comienzan a preguntar cómo puede ayudar la tecnología a alcanzar esos objetivos de manera más eficiente y efectiva.

Cristina Wagner

¿Existe un equilibrio ideal en el aprendizaje semipresencial? ¿Cómo pueden establecer las escuelas dicho equilibrio y ajustarlo a su realidad? ¿Hay una manera en la que las escuelas de bajo presupuesto puedan comenzar a trabajar con el aprendizaje centrado en el estudiante?

Photo Michael Horn

Hay muchos tipos de modelos y maneras para lograr esto. Pienso que debemos empezar primero por comprender cuánto ayudaría realmente la tecnología a que mis estudiantes alcancen lo que estoy intentando lograr. Consiste en descifrar lo que uno piensa que ellos necesitan experimentar, con el fin de lograr el objetivo de aprendizaje. Y desde el punto de vista de una escuela de bajo presupuesto, por supuesto que hay maneras. Vemos escuelas que tienen una computadora por cada cuatro o cinco estudiantes, y simplemente implementa un sistema de rotación que hace que sólo una quinta parte de la clase tenga que estar en la computadora en un momento específico. Usualmente, la tecnología es un medio que les permite estar a tono con las escuelas que cuentan con mayores recursos.

Photo Michael Horn es experto en aprendizaje basado en competencias y educación centrada en el estudiante.
Michael Horn co-foundador de la Clayton Christensen Institute for Disruptive Innovation.
Cristina Wagner

¿Cómo se desarrollará el aprendizaje semipresencial en los próximos años? ¿Qué significado tiene esto para el futuro de las escuelas?

Photo Michael Horn

Pienso que en la medida en que el aprendizaje semipresencial continúe desarrollándose muchas escuelas se transformarán en algo mucho más que un centro comunitario, en el que los estudiantes asistirán a la escuela para obtener experiencias académicas que tengan un sentido para ellos, y donde recibirán apoyo, entre otras cosas. Los estudiantes también adquirirán mucho conocimiento fuera de la escuela gracias a la tecnología. La escuela como centro comunitario ofrecerá servicios diversos y afines – desde la supervisión y el apoyo, hasta servicios de salud y atención de necesidades socio-emocionales. Las experiencias de aprendizaje basadas en el aprendizaje en línea serán capaces de encontrar su espacio en las escuelas para crear la experiencia apropiada para cada estudiante particular.

Cristina Wagner

¿Y qué hay del futuro del aprendizaje centrado en el estudiante?

Photo Michael Horn

Veremos un conjunto mucho más robusto de experiencias en el tiempo, en la medida en que la personalización y el aprendizaje centrado en el estudiante avancen. De verdad deseo ver en qué punto entrarán las tecnologías móviles en este tema. Actualmente, hablamos de aprendizaje en línea, lo que es de cierta forma engañoso porque, cada vez más, los dispositivos móviles serán mucho más asequibles y accesibles para una mayor cantidad de población. Creo que esto es muy emocionante, y ya vemos cómo aplicaciones sin tanta promoción como Smartly y Duolingo crean experiencias de aprendizaje activas increíbles, que resultan extremadamente interesantes y se han convertido en una de las mejores maneras de aprender contenido actualmente. En este nuevo mundo de SCL; el aprendizaje móvil de verdad nos ayudará a avanzar hacia el futuro.

Cristina Wagner

¿Qué otras tendencias y oportunidades divisa usted para las instituciones educativas en las dos próximas décadas?

Photo Michael Horn

Además de pensar en la personalización, las instituciones educativas deberían hacer algunas otras cosas. Considero que deberían pensar muy seriamente en cómo y qué intervenciones están personalizando ¿Con cuál es más probable que obtengan los resultados que desean alcanzar? ¿Cuáles son esos resultados?

En segundo lugar, ya que esto pone sobre el tapete la cuestión de los tiempos académicos, lo que significa que es muy posible que podamos aprender ciertos conceptos más rápido, deberíamos darle tiempo a las escuelas y a las instituciones educativas para pensar con más profundidad sobre el capital social. Cómo estamos prestando atención a lo que los estudiantes saben y cómo estas conexiones pueden crear oportunidades en sus vidas.

Finalmente, hay una gran discusión sobre lo que algunas personas llaman destrezas no cognitivas, y otras llaman hábitos de éxito — cualidades como la perseverancia y la voluntad. Yo pienso que los educadores deben pensar en cómo usan la tecnología en línea para medir y

apoyar de mejor manera el desarrollo de dichos hábitos. Ahora bien, si nos fijamos en lo que realmente hacen los estudiantes cuando se enfrentan a un nuevo problema relacionado con la tecnología en línea, podemos medir sus índices de respuesta para evaluar y ver que tan comprometidos están. Podemos aprender mucho más sobre esos hábitos de éxito en la tecnología de lo que hemos aprendido hasta ahora. Además, sabemos que el aprendizaje no se da sin que exista una conexión emocional, por ello, las escuelas deben ayudar a los estudiantes a desarrollar su capacidad de controlar sus emociones para que puedan ser individuos altamente funcionales en la sociedad. Una escuela que tome en cuenta este aspecto como componente del programa de desarrollo integral del estudiante es absolutamente necesaria y sirve además para mejorar la personalización. No creo que queramos que eso signifique fragmentar la experiencia del estudiante, en su lugar, esperamos que se traduzca en optimizar dicha experiencia.

Mesa redonda

George Mason University: dedicados al diseño de la experiencia estudiantil ideal

Fuente:

Michael Horn, co-foundador de la Clayton Christensen Institute for Disruptive Innovation.

Fotos:

AFP Casey Atkins 

Fin de los comentarios