Texas A&M University: en la era digital, estudiantes y profesores aprenden juntos

Enrique Santos
07/11/17
Ajuste el
tamaño del texto+

College Station, Texas, Estados Unidos

Con una amplia gama de programas a su disposición, los profesores de Texas A&M están recibiendo el apoyo que necesitan para implementar la tecnología en sus clases.

En Texas A&M University (TAMU) – College Station, en el condado de Brazos (Estados Unidos), los profesores no solo enseñan sino que además aprenden a enseñar efectivamente mediante el uso de la tecnología.

Texas A&M University. Foto: AFP Julia Robinson.
Texas A&M University. 

En una clase de Introducción a la Biología, un profesor se dio cuenta de que sus estudiantes, en general, tenían problemas a la hora de presentar tareas que incorporaban habilidades relacionadas con el pensamiento empírico, cuantitativo y crítico. Llegó a la conclusión de que el 23% de la clase estaba en riesgo de reprobar o, peor aún, de abandonar la carrera.

Con el fin de mejorar estas deficiencias, el profesor utilizó la tecnología para estimular la participación y el aprendizaje activo. Asimismo, desarrolló una serie de juegos de resolución de problemas en línea que servían de autoexámenes y proporcionaron a los estudiantes una retroalimentación inmediata, para que tanto ellos como su profesor pudieran identificar las áreas de debilidad y aprender cómo superarlas.

La solución tecnológica a la que el profesor acudió fue el programa Core Curriculum Technology Enhancement Grant, que la universidad puso a disposición del cuerpo docente con el apoyo de Instructional Technology Services (ITS), el departamento que promueve y permite el uso efectivo de la tecnología en la enseñanza y el aprendizaje.

(Izq.) Dr. James Snell, Director of Instructional Technology Services (ITS) y (Der.) Sharon Gibson-Mainka, Consultora Líder de Tecnología Instruccional, Texas A&M University. Foto: AFP Julia Robinson.
(Izq.) Dr. James Snell, Director of Instructional Technology Services (ITS) y (Der.) Sharon Gibson-Mainka, Consultora Líder de Tecnología Instruccional, Texas A&M University. 

“Apoyar al cuerpo docente es crucial para el éxito en el entorno digital”, explica Sharon Gibson-Mainka, Consultora Líder de Tecnología Instruccional de ITS. “Nosotros administramos y desarrollamos el sistema de gestión de aprendizaje en línea de la universidad –que es Blackboard Learn– y prestamos ayuda y capacitación en el uso de sus herramientas de enseñanza. Ofrecemos talleres de capacitación sobre una variedad de paquetes de software y sobre las mejores prácticas para integrar la tecnología en el aula”, agrega.

El compromiso con la universidad, que se centra en una sincera creencia en el poder de la tecnología educativa para ampliar las capacidades pedagógicas de los profesores, consiste en fomentar el e-learning y desarrollar de forma eficiente el e-Campus, el sistema de gestión de aprendizaje (LMS) con soporte central desarrollado por Blackboard Learn. e-Campus facilita el desarrollo de cursos en línea o en un formato híbrido. Los esfuerzos de Texas A&M para alcanzar sus metas de educación a distancia dieron fruto en 2002, con la creación de ITS. El actual director de este departamento, James Snell, le explicó a E-Learn cómo ocurrió este proceso. “Originalmente fue concebido como una manera de proporcionar un recurso centralizado para la tecnología educativa. Pero en ese momento su uso tuvo muy poca aceptación en el campus”.

Sin embargo, hoy la situación es muy diferente. Gracias a una variedad de programas e iniciativas lideradas por ITS, Texas A&M ha logrado cultivar una gran respuesta a la educación en línea en todos los niveles: entre los administradores, los estudiantes y los profesores.

Una de las iniciativas más exitosas es el programa Quality Matters (QM), que le asegura al cuerpo docente la calidad en el diseño de los cursos y un enfoque en el mejoramiento continuo. Gracias al soporte ofrecido en programas como la administración de cursos, el diseño instruccional y aplicaciones multimedia, los profesores tienen la capacidad de producir cursos provechosos con mayor efectividad. De esta forma, en el campus se ha percibido un aumento en la disponibilidad de los maestros hacia el uso de la tecnología, así como en la calidad de la enseñanza.

“Se alienta a los profesores a integrar la tecnología en sus actividades de enseñanza, pero sobre todo a esos a lo que mantenerse al día con ella es estresante”, señala Sharon. “Ayudamos a los profesores con todo lo relacionado con la integración de la tecnología en el aula, ya sea para establecer una tarea en Blackboard Learn, ayudar con el diseño de un curso o revisar una materia para garantizar que su contenido cumpla con las normas de calidad”, agrega.

Teniendo en cuenta el objetivo de brindar apoyo a la comunidad de la enseñanza y el aprendizaje, ITS ha iniciado, por ejemplo, un Liaison Program de nivel universitario, con el que un consultor de ITS puede servir de punto de contacto principal y proporciona apoyo cuando sea necesario, de acuerdo con las necesidades de la institución. Dicho soporte puede incluir:

Facilitar o programar capacitaciones personalizadas para los profesores, el personal y los asistentes.

* Programar sesiones individuales o de grupo sobre el uso de e-Campus, así como mejorar el diseño del curso, etc.

* Participar en las reuniones departamentales, cuando el decano así lo solicita.

* Asistir periódicamente (quincenalmente, una vez al mes, cada tres meses) a la universidad para contestar preguntas y ayudar a solucionar problemas técnicos que puedan surgir con respecto al e-Campus.

Otro ejemplo del apoyo a la comunidad de docentes que ofrece ITS es el Innovative Pedagogy Grant Program, que brinda a los profesores y al personal en general la oportunidad de aprender a incorporar efectivamente la tecnología en un curso presencial, en línea o híbrido.

El Innovative Pedagogy Grant Project es un programa de tres fases que consiste en capacitaciones presenciales y en línea, así como reuniones personales con el equipo de instrucción de ITS. Sus objetivos son:

* Identificar las mejores prácticas relacionadas con la pedagogía moderna en un entorno de aprendizaje mediado por la tecnología.

* Incorporar el aprendizaje activo.

* Identificar las tecnologías de aprendizaje aplicables.

* Mejorar los resultados del aprendizaje.

* Aumentar las tasas de retención.

Los resultados esperados de este programa son:

* Incorporar prácticas para aumentar la motivación de los estudiantes.

* Mejorar la retención de estudiantes.

* Desarrollar resultados cuantificables de aprendizaje del curso.

* Integrar tecnologías de aprendizaje.

* Implementar la pedagogía moderna.

• • •

Los programas de tecnología educacional ofrecidos por Texas A&M se han vuelto tan populares con el cuerpo docente que los cupos se agotan rápidamente.

“Este semestre impartimos el programa Flipping your Class, basado en la estrategia de invertir los elementos típicos de la clase y de las tareas. Por lo tanto, los estudiantes ven las conferencias en línea desde su casa y en la clase se dedican a discusiones y actividades prácticas”, señala Sharon.

Historia de cliente

La formación veterinaria a través del e-learning

“Al final del programa, se seleccionaron 17 de las 30 propuestas presentadas por los profesores. El programa duró una semana y se organizaron varios talleres relacionados con la creación de videos y el desarrollo de actividades bajo la modalidad de aula invertida”, añade.

Todos estos programas confirman la manera cómo ITS apoya al profesorado y al personal académico de la universidad. Es un departamento relativamente único en el mundo universitario, en el sentido de que está compuesto por asesores en tecnología educacional capacitados en pedagogía y diseño instruccional, quienes trabajan de la mano con administradores de sistemas, analistas y desarrolladores de software.

ITS se ha convertido en una ayuda para los profesores, quienes ahora están mucho más dispuestos a afrontar los desafíos de la tecnología, si tienen a alguien que los guíe en el proceso. “De esta manera, ensayamos nuevas opciones que nos beneficien a todos en el desarrollo de los cursos”, concluye Sharon.

 

* Sharon Gibson-Mainka, Consultora Líder de Tecnología Instruccional, Texas A&M University.

* Jim Snell, Director, Instructional Technology Services (ITS).

Photography:

* AFP Julia Robinson.

Fin de los comentarios