Las herramientas EBC que transformarán la manera en que aprendemos

Priscila Zigunovas
24/04/17
Ajuste el
tamaño del texto+

La Educación Basada en Competencias (EBC) le ofrece a los alumnos nuevas alternativas y oportunidades de participar en la educación. Las plataformas ‘Blackboard Learn’ y ‘Moodlerooms’ brindan una variedad de herramientas y recursos para instituciones y organizaciones que desean implementar programas EBC de manera exitosa.  

Implementar un programa de Educación Basada en Competencias por lo general requiere grandes cambios institucionales, organizacionales, curriculares y operativos. Y aunque varias instituciones han tenido un éxito rotundo y han podido implementar sus programas con altos niveles de satisfacción estudiantil, otras han tenido un éxito menor o han tomado más tiempo de lo esperado para lanzar su primer programa.

“Aún en estos últimos casos, hemos visto que la implementación de un programa EBC ha mejorado realmente a las instituciones al reunir diferentes miembros de la facultad para pensar sobre los enfoques que han tenido en la enseñanza y el aprendizaje” asegura Wade Weichel, Gerente de Producto para Blackboard Learn.

Hay muchos factores que inciden en el lanzamiento de un programa EBC exitoso: entender el valor que el programa generará para la comunidad; la colaboración que surge entre todas las partes interesadas; apalancar recursos disponibles en la institución u organización; y escoger la tecnología correcta para apoyar las interacciones entre instructores y alumnos.

Tanto Moodlerooms como Blackboard Learn han estado invirtiendo en herramientas y funcionalidades útiles diseñadas para hacer de la EBC una realidad. A continuación, conozca cómo estas plataformas pueden ayudar a generar valor y facilitar la implementación de estos programas.

Rutas al éxito

Para Pablo Borbón, Gerente de Producto de Moodlerooms, una implementación existosa de un programa EBC debe incluir al menos estos cinco pasos:

1. Entender y comunicar la importancia de la EBC para la organización y el valor que generará, por ejemplo: cómo va a preparar mejor a los alumnos, cómo potencialmente ahorrará costos, etc. Esto ayudará a que todos puedan apoyar la iniciativa.
2. Identificar las competencias a tratar, los elementos a crear y los materiales que apoyarán el progreso de aprendizaje.
3. Diseñar los elementos, materiales y procesos para apoyar el programa.
4. Apalancar la tecnología como un facilitador del programa EBC.
5. Revisar el desempeño y el progreso del programa y ajustarlo como sea necesario.

Por su parte, para Wade Weichel la clave para desarrollar un programa EBC exitoso está en tener un plan y que todas las personas involucradas se adhieran desde un principio. “También es importante reunirse temprano con los técnicos y el equipo de sistemas, para pensar sobre cómo apalancar los recursos que la institución ya tiene.”  

Los planes de aprendizaje autónomos generan un sentido de pertenencia en los estudiantes, ya que los empodera en el desarrollo de las competencias.

El papel de cada jugador a la EBC

Para lograr el éxito en un programa EBC, hay cualidades específicas para cada función involucrada en el proceso. De acuerdo con Pablo Borbón, “los instructores y alumnos tienen la función principal porque ellos son los que realmente se apropian de la iniciativa EBC en términos de aprendizaje.”

Ilustración: Instructores.Instructores

Borbón asegura que los instructores deberían suministrar los materiales, brindar retroalimentación y facilitar el aprendizaje a través de cursos, actividades y contenido. Weichel también señala que los educadores necesitan ser más flexibles a la hora de apoyar a los estudiantes que están en diferentes lugares y horarios.  Para él, “la función del educador puede cambiar en relación a orientar individuos o pequeños grupos de estudiantes que están trabajando en desarrollar una competencia en particular, y asistir a aquellos estudiantes perfeccionando ese dominio.”

• • •

Ilustración: Alumnos.Alumnos

Los alumnos deberían estar en la capacidad de identificar sus propias brechas y necesidades para que puedan ser exitosos en la consecución de ese logro. “Hemos visto que la EBC es más apropiada para los alumnos que son mayores, o más autodirigidos, o tienen alguna experiencia laboral, porque sus expectativas de la experiencia de aprendizaje son un tanto diferentes, mientras que un estudiante más tradicional probablemente desearía más estructura,” dice Weichel.

• • •

Ilustración: Organizaciones o instituciones.Organizaciones o instituciones

Con respecto a las organizaciones o instituciones, Borbón plantea que éstas son responsables de establecer el proyecto, identificar el modelo correcto, su importancia y su impacto, estudiar las expectativas, comunicarse con todas las partes interesadas, gestionando cambios y estableciendo las mejores prácticas a adoptar.

• • •

Ilustración: Supervisores y administradores.Supervisores y administradores

Los supervisores actúan como facilitadores en términos de suministrar retroalimentación a todos los instructores y alumnos, mediante la entrega de los recursos que garantizan el éxito y permiten monitorear cómo avanzan los alumnos. Borbón afirma que “los administradores deben poder traducir las necesidades de la institución relacionadas con el programa EBC a algo que es realizable en cuanto a tecnología, para luego configurar la plataforma de manera adecuada y preparar todo lo que se necesita para poder alcanzar el plan de la estrategia de manera exitosa.”

• • •

Por último, es esencial promover la colaboración entre todas estas funciones. Según Weichel “un programa EBC verdaderamente logra tocar cada función dentro de una institución.” En el caso de varios programas EBC, existe una conexión importante con la comunidad local y regional de empleadores. “En muchos casos, hemos visto un éxito rotundo, ya que los empleadores ayudan a diseñar el modelo de competencia. Los empleadores están bastante satisfechos con los programas a causa de los resultados —  no se trata tan sólo de un grado promedio, es un mapa de fortalezas de un individuo que el empleador está buscando contratar potencialmente.”

Recursos de Moodlerooms

Pablo Borbón, Gerente de Producto de Moodlerooms. Foto por Daniel Diusaba.
Pablo Borbón, Gerente de Producto de Moodlerooms. Foto por Daniel Diusaba.

“La razón más importante para escoger Moodlerooms como una plataforma EBC, es que ésta simplifica y acelera lo que las instituciones u organizaciones pueden hacer en la iniciativa,” dice Borbón. Esta plataforma de código abierto permite mucha flexibilidad en cómo el programa va a ser implementado y, a su vez, facilita que las organizaciones e instituciones puedan encajar o ajustar la iniciativa y la plataforma a sus necesidades.

El experto también plantea que “Moodlerooms presenta una serie de funcionalidades y herramientas integradas que permiten a las instituciones y organizaciones tener información, y revisar y evaluar lo que está sucediendo en cuanto a las competencias abordadas. Esto les permite detectar lo que necesitan crear en términos de contenido de aprendizaje y qué requerirá atención adicional de parte de los supervisores o instructores.”

Los marcos de competencias son una manera en que una organización pueda crear una serie de habilidades que quieran estructurar en la plataforma. “Por ejemplo, competencias que sus estudiantes o empleados necesiten desarrollar como parte de su desempeño o sus programas de capacitación. La organización puede establecer estas competencias ahí y crear marcos que tengan diferentes relaciones entre cada una de las competencias. Estas competencias se pueden utilizar más adelante en los cursos e incluso a nivel de recursos dentro de un curso o actividad”, explica Borbón.

Otra funcionalidad interesante que está disponible en Moodlerooms se trata de la creación de planes de aprendizaje. Borbón explica que “es una manera de organizar una serie de competencias que una audiencia específica necesita desarrollar. Por ejemplo, un programa de capacitación para todos los estudiantes de medicina con competencias que deberían dominar.” Los planes de aprendizaje también pueden ser personalizados.

Moodlerooms también da la opción de crear planes de aprendizaje tanto estructurados como autónomos. En este último caso, es posible brindar un portafolio completo de cursos disponibles para que el estudiante pueda escoger. “Los planes de aprendizaje autónomos generan un sentido de pertenencia en los estudiantes, ya que los empodera en el desarrollo de las competencias. Esto no se limita únicamente a los cursos, actividades o recursos presentes en la plataforma pues los estudiantes pueden también subir evidencias de aprendizaje previo para que sean revisadas y calificadas para complementar una competencia. Esto genera grandes oportunidades para los estudiantes adultos” resalta Borbón.

Funcionalidades disponibles en Blackboard Learn

Wade Weichel, Gerente de Producto para Blackboard Learn. Foto: AFP Joshua Lott.
Wade Weichel, Gerente de Producto para Blackboard Learn. Foto: AFP Joshua Lott.

De acuerdo Weichel, utilizar Blackboard Learn como una plataforma para la EBC ofrece muchas ventajas. “Hay una madurez en el producto y en su extensa variedad, que brinda numerosas integraciones con otras clases de soluciones y proveedores de contenido, y le da al diseñador de currículo la opción de desarrollar el mejor programa EBC posible.”

Con el fin de gestionar el modelo de currículo y realizar alineamientos, hay una funcionalidad llamada ‘Goal Manager’ Weichel explica que “la institución puede definir la estructura para el modelo de competencia e incluir una jerarquía. Pueden estar alineados con el criterio de evaluación, y el diseñador de currículo puede gestionar esos alineamientos con el tiempo cuando haya un cambio de currículo.”

La capacidad de entender el desempeño y dominio de los estudiantes para las competencias individuales y la combinación de subcompetencias con competencias de mayor nivel es vital para un programa EBC. “Blackboard Learn apoya eso por medio de la funcionalidad que llamamos ‘Goal Performance Dashboard’. Los estudiantes pueden ver su desempeño en cada una de las competencias siendo medidas en un curso o módulo individual,” explica Weichel. Además, existe una agregación de competencias de mayor nivel, para que los estudiantes puedan verlos completos durante todo el programa, y así también para los guías y los asesores, con el fin de que estos puedan apoyar a los estudiantes en su aprendizaje.

Hay maneras en que el programa puede identificar los hitos de aprendizaje que los estudiantes han dominado y presentarlos como medallas o niveles de rendimiento, para que ellos puedan seguir avanzando. También hay herramientas que les facilitan a los maestros identificar los estudiantes que están en riesgo y aquellos que están muy retrasados o no están participando regularmente, y de esta manera, puedan intervenir.

“Estamos muy emocionados por lo prometedor que es la EBC en cuanto busca impactar y mejorar la experiencia de los alumnos, les ayuda a entender lo que han aprendido por medio de su proceso educativo, y a ser capaces de articularlo a medida que salen al mercado laboral,” concluye Weichel. Añade que “las instituciones están utilizando las lecciones aprendidas con la EBC para mejorar todos los programas que realizan. Creemos que de verdad eso es emocionante e increíble.”

En lugar de sólo ofrecer una sola manera de participar en un programa, la EBC amplía la oferta disponible para los alumnos y garantiza que los estudiantes estén conectados con un enfoque que es la mejor combinación para ellos. Por su parte, las instituciones deben desarrollar un programa consistente de apoyo, y realizar los cambios necesarios para transformar verdaderamente la manera en que toma lugar el aprendizaje.

Fotografía:

A la derecha: Wade Weichel, Gerente de Producto para Blackboard Learn.
A la izquierda: Pablo Borbón, Gerente de Producto de Moodlerooms.
Foto por Daniel Diusaba (Pablo Borbón), AFP Joshua Lott (Wade Weichel).

Fin de los comentarios