El programa de las cuatro íes: Internacionalidad, Industria conectada, Innovación e Integridad

Christina Gómez
31/08/17
Ajuste el
tamaño del texto+

¿Por qué es importante? En un país donde la población es mayoritariamente campesina, hasta los adultos que habían abandonado sus estudios, han encontrado una oportunidad para retomarlos gracias a la educación a distancia.

Bangkok, Tailandia

Stamford International University

Una innovadora estrategia de Stamford International University que se adelanta en Tailandia brinda una oportunidad de educación personalizada a toda la población, incluidos adultos que no habían logrado seguir con sus estudios.

A medida que la tecnología evoluciona y los celulares inteligentes disponen de más potencia que cualquier computador de hace 30 años, ocurren cambios importantes en la sociedad. Y en el caso de economías en desarrollo como la de Tailandia, la tecnología es un recurso maravilloso para promover esas transformaciones. Hoy, en ese país, muchos adultos que no pudieron recibir una educación adecuada por estar obligados a cuidar a sus familias, o porque educarse sencillamente no era una opción, tienen la posibilidad de acceder a la enseñanza con el fin de obtener mejores oportunidades, sin estar obligados a comprometer su seguridad laboral actual o el bienestar de sus hijos.

En menos de una generación, Tailandia dejó de ser en buena parte una sociedad agraria de bajos ingresos y se ha convertido en un país de ingresos medio altos y un aportante clave al crecimiento económico de la región suroriental de Asia. La educación ha jugado un papel muy importante en esta metamorfosis, y desde 1999 el Gobierno ha realizado varias reformas a su sistema educativo, como por ejemplo aquellas dirigidas no solo a mejorar la calidad de sus profesionales en pedagogía sino a implementar currículos y sistemas de evaluación diferentes, para elevar los niveles de conocimiento y las habilidades de los estudiantes.

La educación básica es gratuita desde 2009, y hace unos pocos años el Gobierno también reconoció la importancia de la tecnología informática y de las comunicaciones en el intercambio de conocimiento que está ocurriendo alrededor del mundo. Por lo tanto, ha incorporado las competencias en este campo como componente importante del currículo educativo1.

El Gobierno tailandés está interesado tanto en entregar educación personalizada a todos sus ciudadanos, como en informar sobre la importancia del aprendizaje durante toda la vida. Las estadísticas lo comprueban:

Estadísticas de la población de Tailandia: 30 millones de personas (de una población total de 67 millones) tienen acceso a internet. El 50% de la población vive en áreas urbanas, y se espera que esta cifra aumente de manera dramática en el futuro. 8 millones de adultos que trabajan dicen querer seguir con sus estudios de pregrado y, adicionalmente, terminar un programa de posgrado para así subir en el escalafón laboral. 2 millones afirman estar interesados en obtener un título de maestría.

 

Stamford International University decidió aprovechar esta oportunidad para ofrecer opciones educativas a toda la población. Actualmente, cuenta con aproximadamente 4.200 estudiantes que están aprendiendo la forma de usar la tecnología como herramienta educativa, y la universidad tiene como meta enseñarles tanto la teoría como los conocimientos prácticos que serán de gran valor después de graduarse.

Sin importar edad o clase social, la educación a distancia permite retomar sus estudios y mejorar sus condiciones de vida.

Apitep Saekow, Presidente de Servicios Académicos de Stamford International University, señala que el e-learning ha crecido en Tailandia en los últimos cinco años, pero que falta todavía mucho por hacer en comparación con países como Estados Unidos. Sin embargo, la percepción del e-learning ha mejorado bastante, aunque todavía son muchas las personas que creen que el aprendizaje presencial es mejor. Saekow explica que en Stamford quieren ofrecerles a los estudiantes lo mejor de ambos mundos, y por consiguiente han adoptado como enfoque la enseñanza mixta.

Estudiantes trabajando en sus computadores en la International University (Asok Campus) Bangkok, Tailandia. Foto: AFP Borja Sanchez-Trillo.
Estudiantes trabajando en sus computadores en la International University (Asok Campus) Bangkok, Thailandia. Foto: AFP Borja Sanchez-Trillo.

El objetivo de Stamford es brindar a los estudiantes la mejor educación, lo mismo que una opción educativa diferente a la normal de hoy en día en Tailandia y, además, entender sus necesidades. Con este fin, idearon las Cuatro Íes.

1. Internacionalidad

El nombre de Stamford incluye la palabra ‘internacional’, porque la universidad entiende que Tailandia es un país que tiene influencia universal, que recibe grandes cantidades de turistas extranjeros y que, en términos generales, los tailandeses siempre aprecian un componente internacional en sus vidas diarias. Por lo tanto, es importante para la universidad ofrecer a sus estudiantes una experiencia que les permita entender qué es ser internacional y cómo interactuar con culturas diferentes, para que puedan tener éxito en cualquier parte del mundo como profesionales globales. La universidad cuenta con alumnos de 110 países, y el 70% del cuerpo docente es extranjero, de modo que los estudiantes tailandeses están interactuando constantemente con pares y personal de distintas culturas. Adicionalmente, Stamford se ha vinculado con universidades alrededor del mundo para que los estudiantes puedan participar en intercambios internacionales y tener la opción de graduarse con títulos dobles. Esto gracias a que Stamford es miembro de Laureate International Universities, la red educativa más grande del mundo, con más de un millón de estudiantes y más de 70 universidades socias en 25 países diferentes.

2. Industria conectada

Todos los programas de Stamford International han sido diseñados con la ayuda de altos ejecutivos, gerentes y otros actores industriales de alto perfil, para que los estudiantes puedan salir con las habilidades que dicho sector busca y así tener ventajas competitivas para conseguir empleo. Adicionalmente, la universidad cuenta con importantes conferencistas invitados con el objetivo de que los estudiantes puedan proyectarse hacia el futuro, ver las posibilidades y entender las labores y conocimientos que necesitarán para obtener un puesto similar en el futuro.

3. Innovación

La universidad tiene como objetivo echar mano de lo mejor de la tecnología y las mejores herramientas para atraer a los estudiantes. Stamford International usa Blackboard Learn y Blackboard Collaborate, con el fin de ofrecer a los alumnos flexibilidad en sus estudios. Apitep Saekow advierte que como la mayoría de los estudiantes adultos tienen empleo, deben viajar todos los días de su casa a su trabajo, mientras que otros viven en zonas rurales del país. Con Blackboard Collaborate pueden participar en las clases desde cualquier lugar y compartir con sus pares y sus profesores, todo de manera fácil y sin necesidad de comprometer otros aspectos de sus vidas. La universidad abarca los ambientes tanto síncrono como asíncrono de aprendizaje, cada uno de los cuales tiene sus propias ventajas. El aprendizaje síncrono usa el 30% del tiempo mediante Blackboard Collaborate, mientras que el resto es aprendizaje asíncrono. En resumen, la tecnología y la innovación permiten el fácil acceso a la educación, porque todo tipo de estudiantes pueden participar desde cualquier parte del mundo.

4. Integridad

Stamford International cree que un profesional exitoso necesita tener integridad. Debido a que busca capacitar a emprendedores, la universidad estableció como misión enseñarles a los estudiantes sobre la moralidad y la ética, y cómo negociar y comprometerse efectivamente. “Una persona que recibe, recibe y recibe no puede ser un profesional exitoso –afirma Saekow–. Tiene que saber cuándo devolver algo, cuándo trabajar con y para la comunidad y cuándo pensar en el componente social a su alrededor, para así tener éxito. Si no piensa sino en el dinero, sin devolver nada, nunca será grande”.

• • •

Stamford International University ganó el premio Blackboard Catalyst Award en 2014, y Saekow explica que se debió a la manera en que usa e implementa Blackboard para mejorar la flexibilidad y la accesibilidad, además de la alta calidad de sus métodos de enseñanza para adultos que trabajan. Dice que cada clase tiene una meta muy bien diseñada para el aprendizaje, mientras que cada sesión abarca un tema y una discusión diferentes. Los tres programas más populares son administración de empresas Internacionales, MBA y administración hotelera Internacional.

Aunque el 70% de los estudiantes de Stamford son adultos jóvenes que terminan sus estudios de pregrado, casi el 30% son adultos que trabajan y los que han tenido la oportunidad de repensar sus vidas, de crecer, de aprender y de convertirse en estudiantes de por vida.

Tailandia es un excelente ejemplo de lo que la tecnología ha hecho y puede hacer para la educación y de cómo se les ha ofrecido a todos los habitantes del país –independientemente de si crecieron en los arrozales o en las ciudades– las mismas oportunidades y la posibilidad de recibir una educación de calidad y de aspirar a más. Ese país está dando un ejemplo a todas las economías del tercer mundo, y los gobiernos podrían considerar su situación como digna de ser replicada, porque una población educada crea un país civilizado y fuerte.

 

* Apitep Saekow, Presidente de Estudios Académicos

Referencias:

1 Reseñas de Políticas Nacionales de Educación. Educación en Tailandia, una perspectiva de la OCDE-UNESCO. Secretario General de la OCDE/UNESCO; 2016. Publicada por OCDE, Paris.

Fin de los comentarios