¿Cómo convertirse en un campeón del e-learning?

Priscila Zigunovas
08/11/17
Ajuste el
tamaño del texto+

¿Por qué es importante? Esta universidad norteamericana ha creado un premio que reconoce a los instructores y miembros del personal, que están comprometidos con mejorar la experiencia en línea de los estudiantes.

Cincinnati, Ohio, Estados Unidos

La Universidad de Cincinnati tiene por costumbre reconocer una vez al mes, como el campeón del e-learning, al profesor o miembro del personal que va un paso adelante y logra mejorar la experiencia de sus estudiantes en el aula de clase.

Dan Waddell se unió al Proyecto Backpack de aprendizaje en línea durante su primer año como profesor auxiliar de química en la Universidad de Cincinnati (UC). Fue uno de los 36 miembros del cuerpo docente que recibió una mochila llena de equipos tecnológicos, para que pudiera complementar las herramientas y recursos disponibles en Canopy, la plataforma de e-learning de la universidad, o como ellos mejor la conocen, su ecosistema de aprendizaje en línea. A los ‘mochileros’ les encargaron tanto la misión de reconfigurar la forma en que creaban y dictaban el contenido de sus cursos, como la manera en que interactuaban con sus estudiantes.

“Reconozco que fue genial tener la tecnología al alcance de mi mano”, afirma Waddel. “Si se me ocurría algo, podía hacerlo de inmediato, en lugar de preocuparme por encontrar financiamiento o tener que pagarlo de mi bolsillo; en verdad, fue muy beneficioso y útil”.

El Proyecto Backpack ya no existe. Pero es un muy buen ejemplo de cómo el enfoque de aprendizaje en línea de la UC es todo menos algo convencional.

La iniciativa de los campeones del e-learning

La universidad lanzó la iniciativa de campeones del e-learning en 2014, con la que buscaba premiar una vez al mes a los miembros del personal docente que sirvieran de ejemplo en el uso y la integración de las herramientas y los recursos de aprendizaje virtual de la UC en el aula de clases. Así como a quienes promovieran la innovación y la colaboración, idearan nuevas técnicas, mejores prácticas, herramientas e ideas, y todo esto con el fin de entregar a sus estudiantes una experiencia de aprendizaje exitosa adaptada al siglo XXI1.

Cualquier miembro de la universidad puede postular a un campeón, solo con diligenciar un formulario en línea, e incluso, los campeones pueden postularse a ellos mismos. Los ganadores, elegidos por los miembros del jurado, reciben unos honorarios de 500 dólares y su reseña aparece en las noticias de la plataforma Canopy y en el diario la UC. Además, pueden ser invitados a compartir su conocimiento, brindar apoyo en talleres para profesores, artículos basados en conocimientos o en un video de estudio de caso.

Photo Mike Mitchum, interim assistant director, Technology Team, Center for Excellence in eLearning. Photo: AFP David Kohl.
Mike Mitchum, Interim Assistant Director, Technology Team, Center for Excellence in eLearning. Photo: AFP David Kohl.

Mike Mitchum, Interim Assistant Director del Centro para la Excelencia de e-learning de la universidad, afirmó que el premio debe ser visto más como un reconocimiento, y no como una herramienta motivacional. “Esto sirve para destacar realmente a quienes están involucrados, que trabajan duro y usan las herramientas que les facilitamos. Y no solo los insumos, también la pedagogía que acompaña a la implementación de esas herramientas en su curso. Es decir, hacer esto en tu clase, hacerlo bien y de manera constante, implica un trabajo enorme. La gente que es capaz y que lo hace porque en verdad le interesa, se preocupa por el compromiso, más no por recibir algún tipo de medalla”.

Estos son algunos campeones de la UC

Sarah Schroeder, Assistant Professor, Field Service

Sarah Schroeder está encargada de coordinar las iniciativas de e-learning para maestros en capacitación de la Escuela de pregrado en Educación de la UC. También trabaja en la mejora de los cursos virtuales y en la implementación de las normas de ‘La calidad importa’. La profesora tiene a su cargo varias tareas que van desde ser miembro del personal docente hasta capacitadora, diseñadora instruccional y miembro de varios comités.

Photo Sarah Schroeder, Assistant Professor, Field Service at University of Cincinnati Photo: AFP William Philpott.
Sarah Schroeder, Assistant Professor, Field Service at University of Cincinnati Photo: AFP William Philpott.

La experiencia de Sarah

“Considero que lo más importante a la hora de integrar correctamente la tecnología está en enfocarse primero en enseñar y luego en la tecnología misma. Lo primero que uno debe hacer es inculcar en el estudiante las buenas prácticas de enseñanza así como los enfoques. Si esto se cumple y si uno realmente se concentra en los resultados que espera de los estudiantes para luego escoger las herramientas, se logra hacer una elección estratégica, con una buena integración de la tecnología al aula de clases. Sabemos que no todas las tecnologías funcionan para todo el mundo y no tenemos problema con ello. Lo que sí es claro es que hay que escoger las herramientas que se adaptan mejor al área de estudio, estudiantes e instructor. Si esto es así y se enfoca en el éxito del estudiante, la integración de la tecnología será exitosa, y pienso que allí es donde sale a relucir mi faceta como campeona del e-learning. Trato siempre de animar a todos para que encuentren las herramientas adecuadas para su estilo de enseñanza, su clase y sus estudiantes. Pero si nos limitamos solamente a incorporar todas las herramientas que nos proporcionan, tanto profesores como alumnos pueden sentirse abrumados, especialmente aquellos que lo hacen por primera vez, y lo que es aun más triste, la buena enseñanza puede perderse en ese esfuerzo por integrar la tecnología”.

¿Quiere saber cómo predecir el éxito del estudiante e intervenir cuando sea necesario?

Anton Harfmann, professor and program director for Architectural Engineering

A medida que evoluciona la tecnología, algunas profesiones se han visto afectadas más drásticamente que otras, y la arquitectura es un buen ejemplo de ellas. Anton Harfmann lleva más de 30 años enseñando arquitectura, y a pesar de que su tarea consiste en enseñar construcción y no programas informáticos, decidió adaptar los modelos tridimensionales a su curso.

Photo Anton Harfmann, professor and director of Architectural Engineering. Photo: Jay Yocis.
Anton Harfmann, Professor and Director of Architectural Engineering. Photo: Jay Yocis.

Anton cuenta su experiencia

“Mi meta principal es enseñar tecnología de la construcción, pero también enseñarles a los estudiantes a usar el sistema de modelado en 3D, conocido como Modelado de Información de Construcción. Esto no se trata del curso convencional sobre cómo usar el programa, por el contrario, busco que esté integrado a la clase. Si bien el enfoque está en la tecnología de construcción, los estudiantes aprenden a manejarlo porque lo uso para enseñar modelando directamente en la clase y luego ellos pueden continuar haciendo el ejercicio. La condición es que los alumnos lleven sus computadores portátiles con el programa instalado para que empiecen a modelar junto a mí. Con el fin de nivelar a los estudiantes que tienen dificultades, siempre doy una sesión previa de ayuda al inicio de la clase, y así, pueden venir y modelamos todo lo que habían hecho en la clase anterior. Además, incorporé el programa Echo360 Lecture Capture al curso hace unos tres años, éste le permite a los estudiantes revisar los contenidos fuera de la clase. Esto ha sido muy provechoso para mí, porque ahora la clase avanza a un ritmo regular y me permite revisar todo el contenido en materia de construcción, además los estudiantes pueden practicar con el programa y a su propio medida. Ahora contamos con una amplia gama de opciones que no estaban disponibles hace veinte años”.

Daniel Waddell, Assistant Professor of Chemistry

Daniel Waddell, Assistant Professor of Chemistry, considera que tener la mente abierta y estar dispuesto a adaptarse todo el tiempo, son algunas de las cualidades más importantes de un profesor. Cuando recién comencé en la Universidad de Cincinnati, debí resolver muchas cosas: desde nuevos cursos hasta el uso de otras herramientas.

Photo Daniel Waddell, Assistant Professor of Chemistry, Educator at University of Cincinnati. Photo: AFP William Philpott.
Daniel Waddell, Assistant Professor of Chemistry, Educator at University of Cincinnati. Photo: AFP William Philpott.

Esta es la experiencia de Daniel

“Debo confesar que traté de darle un enfoque tecnológico mesurado de acuerdo con lo que yo quería mejorar, especialmente la pedagogía de mi curso, lo que no me llevó a integrar muchas herramientas de aprendizaje en línea, pues no quería forzar algo sólo por usar la tecnología. Traté de introducir algunas cosas del aprendizaje en línea en mi curso sin cambiar radicalmente la estructura. Yo me aventuré en muchas cosas. Una de las cosas que tuvieron mejor respuesta por parte de los estudiantes fueron los tutoriales pequeños en video que realicé para ellos. Por ejemplo, publiqué un video corto en la página de Blackboard Learn, en el que yo hablaba sobre nuestro programa, la ubicación de los puntos y la estructura del curso. En lugar de pasar veinte minutos en clase hablando solo de eso, les hice un breve tutorial que además pudieran revisar cuantas veces fuera necesario. Esto me permite dedicar el tiempo de clase a hablar de los contenidos de química, a resolver problemas en esta materia y a dejarlos trabajar en clase”.

Todd Foley, Assistant Professor

Todd Foley, Assistant Professor en la división de aprendizaje basado en experiencia y educación, creó un enfoque de clase invertida para cursos cooperativos (la educación coop, o educación cooperativa, la cual combina la educación basada en aula con experiencia práctica). El objetivo de Foley es enseñar a los estudiantes cómo trabajar en redes, cómo crear un currículo y cómo prepararse para el mundo profesional.

Todd comparte su experiencia

“Mi método de enseñanza se basa en el aprendizaje experiencial, es decir, la mayor parte del aprendizaje es muy activo y se basa en discutir en el aula de clases, o en llevar a los estudiantes fuera del salón para que trabajen con la comunidad. Es por eso que el tipo de enseñanza que practicaba en el pasado no usaba mucho la tecnología. Pero cuando ingresé a la UC, tuve la suerte de ser parte del Proyecto Backpack de aprendizaje en línea y recibí mucho material, más específicamente equipo de video que pude usar tanto en el aula de clases como fuera de ella. En ese momento me postulé a una pequeña beca del estado de Ohio para mejorar mis clases, y gracias a esto mejoré la forma de enseñar. Antes de beneficiarme de esos programas, no hacía realmente nada con el aprendizaje en línea, ni siquiera usaba Blackboard Learn de la forma correcta. Después de estos insumos cambié mi perspectiva. Realmente disfruto de las clases tipo conferencia. Y si éstas están bien preparadas, los estudiantes pueden aprovechar al máximo la experiencia. Confieso que el haber experimentado el aula invertida por un par de años, ya no me permite regresar a las clases magistrales, porque el aula invertida es una forma increíble de involucrarse con los estudiantes. Allí puedo guiar a cada uno de manera personalizada. Esto realmente es liberador y facilita hacer un montón de cosas nuevas llevando la enseñanza a otro nivel”.

Aprenda de los campeones

Inspirar prácticas e ideas

No crea en el mito del “nativo digital”. Es posible que los estudiantes no sean los expertos en tecnología que creen ser. “La mayoría de ellos crecieron con celulares y computadores portátiles, y también han estado en contacto con la tecnología durante toda su vida. No obstante, lo que observamos es que esos estudiantes pueden tener toda la tecnología del mundo, pero eso no significa que sepan utilizarla o usarla bien, o al menos no de manera productiva”, afirma Sarah Schroeder. Los profesores deben promover el alfabetismo y la equidad digital, “asegurándose de que los estudiantes no solo accedan a las herramientas, sino de que sepan cómo utilizarlas para algo más que entretenimiento”.

Considere tener asistentes de aprendizaje en cursos grandes.Tengo asistentes de aprendizaje que me apoyan en el aula de clases hablando con los estudiantes, para luego transmitirme los problemas que perciben en ellos, lo que me permite tomar toda esa información para crear breves tutoriales en video que ayuden a resolver estos problemas”, afirma Daniel Waddell. Los asistentes de aprendizaje deben ser estudiantes no graduados de la universidad que ya han aprobado satisfactoriamente el curso de Waddell. “La clase ha crecido constantemente hasta alcanzar unos 450 estudiantes en mi curso de química hoy en día. Por lo tanto, tratar de ponerme en contacto de forma más cercana en esa atmósfera impersonal ha sido todo un reto”.

Convierta a sus estudiantes en expertos de la información. “Identificar la información buena y relevante es, en mi opinión, la responsabilidad más grande que tiene un buen profesor. En vista de que tenemos un tiempo limitado con los estudiantes y ellos deben tomar un curso en un horario específico, nuestro reto está en desarrollar un verdadero camino que los lleve a obtener un contenido bueno, relevante y útil, que se ajuste a sus necesidades”, afirma Anton Harfmann. “Insisto en enseñarles cómo realizar ese proceso por su cuenta una vez que se conviertan en expertos de la información, porque en algún momento deberán distinguir por sí mismos cuál información es buena y cuál no”.

Invierta una lección y vea lo que ocurre.Sé que la industria del aprendizaje en línea afirma que uno debe tener una estrategia clara antes de adoptar una tecnología. En esto estoy completamente de acuerdo, también me agrada la idea de intentar algo y ver si funciona”, dice Todd Foley. “La tecnología permite pensar de forma diferente, así que mientras no se practique con ella es muy difícil imaginar cómo mejorará la enseñanza. No estoy diciendo que se debe convertir toda la clase en un módulo de aula invertida, pero se podría intentar, al menos con una sola lección invertida. Solo hay que elegir un día, y en vez de dictar en el aula de clase, salir y observar lo que ocurre. Una vez que se entra en esta dinámica, seguro que se le va a encontrar mucha utilidad”.

Mesa redonda

Tres expertos en tecnología para un mejor proceso de aprendizaje

 

* Anton Harfmann, Professor and Director of Architectural Engineering. Photo: Jay Yocis.

* Daniel Waddell, Assistant Professor of Chemistry – Educator. Photo: AFP William Philpott.

* Todd Foley, Assistant Professor – Educator.

* Sarah Schroeder, Assistant Professor, Field Service. Photo: AFP William Philpott.

* Mike Mitchum, Interim Assistant director, Technology Team, Center for Excellence in eLearning. Photo: AFP David Kohl

Fuentes:

1 University of Cincinnati. (n.d.). Nominate a Champion. Retrieved August 16, 2017, from https://www.uc.edu/provost/initiatives/elearning/engagement/elearning-champions/nominate.html

Fin de los comentarios