Claves para dictar una clase centrada en el estudiante

Priscila Zigunovas, Rene Martinez, Torria Davis, Brian Morgan y Eric Kunnen
29/11/17
Ajuste el
tamaño del texto+

¿Por qué es importante? ¿Cómo ayudar a los estudiantes a comprometerse, interesarse y alcanzar el éxito? ¿Qué herramientas se pueden utilizar para personalizar el aprendizaje? Cada instructor tiene su propio enfoque para responder a esas preguntas y nada mejor que difundir las buenas prácticas.

Los instructores de cursos semipresenciales y en línea enfrentan diversos retos que van desde cómo usar la tecnología de forma efectiva y creativa o personalizar la experiencia de aprendizaje en clases cada vez más concurridas, hasta conseguir un equilibrio satisfactorio entre los recursos limitados y la enorme carga de trabajo.  

E-Learn se adelantó a conocer la experiencia de profesores y consejeros de cuatro universidades en Estados Unidos que se destacan por sus métodos y enfoques de enseñanza centrados en el estudiante. A continuación, presentamos las profundas reflexiones y las mejores prácticas de estos ejemplos de enseñanza dignos a seguir. 

Los entrevistados 

Rene Martinez es Adjunct Professor en la Regent University Graduate School of Education y Teacher Education Program en el College of Arts and Science, en Virginia Beach, Virginia. 

Torria Davis es Instructional Designer para el Online and Professional Studies (OPS) division de la California Baptist University, en Riverside, California. Davis, también es Adjunct Professor para la OPS y la School of Education. 

Brian Morgan es Chair and Professor en el Computer & Information Technology Department en la Marshall University, en Huntington, West Virginia. 

Eric Kunnen es Associate Director of eLearning y Emerging Technologies en la Grand Valley State University, en Allendale, Michigan. 

¿Qué significa para usted el éxito del estudiante? 

Photo Reneé Martinez, Adjunct Professor at Regent University Graduate School of Education

Creo que la clave está en el dominio de las metas de aprendizaje. Nosotros establecemos los objetivos teniendo en cuenta preguntas como ¿Qué elementos debemos transmitir a los estudiantes para que dominen el contenido? ¿Qué habilidades deben tener para desempeñarse bien en su área? Asimismo, es importante hacer que los estudiantes establezcan sus propias metas de aprendizaje, pues así se hacen responsables de su educación. Mientras se establezca una relación de pertenencia con las metas, mayor será el compromiso por alcanzarlas. La clave del éxito está en apropiarse de lametas de aprendizaje en el curso, lo cual prepara a los estudiantes para enfrentar el mundo laboral. 

Photo Reneé Martinez, Adjunct Professor at Regent University Graduate School of Education
Rene Martinez es Adjunct Professor en la Regent University Graduate School of Education.
Photo Torria Davis, Instructional Designer for the Online and Professional Studies (OPS) division of California Baptist University

El éxito del estudiante consiste en ayudarlos a ir desde el punto en el que está hasta el punto a donde quiere llegar. El instructor tiene la potestad de ponerse en sintonía con los diferentes objetivos que puedan tener los estudiantes al iniciar un curso y en consecuencia crear una estrategia dirigida a satisfacer cada uno de esos objetivos.  

Photo Brian Morgan Chair and Professor at the Computer & Information Technology Department at Marshall University

Muchas personas asocian el éxito académico con altas calificaciones, pero eso me parece un error conceptual. En mi opinión, el éxito del estudiante radica en lograr que el estudiante sea capaz de sacar el mayor provecho de mis conocimientos y que esto le permita seguir investigando por su cuenta fuera del salón de clase. Otra definición del éxito sería que la universidad, como un todo, brinde a los estudiantes una educación integral que los prepare para embarcarse en cualquier empresa o trabajo. 

El éxito es aquello que el estudiante o el egresado quieran alcanzar y eso no significa necesariamente obtener la mayor calificación o ganar un millón de dólares. El éxito constituye una concepción individual.  

Photo Eric Kunnen, Associate Director of eLearning and Emerging Technologies at Grand Valley State University

Según la idea tradicional, el éxito del estudiante se alcanza cuando éste tiene la capacidad y está empoderado para conseguir objetivos de aprendizaje, aprobar cursos y acumular diplomas. En mi opinión, la verdad es que el éxito consiste en poner a los estudiantes, junto con sus expectativas, necesidades y deseos, como el elemento central de atención de nuestras instituciones.  

Investigación

Cómo crear una mejor experiencia educativa acorde a las expectativas de los estudiantes

¿Qué herramientas o recursos utiliza para personalizar el aprendizaje? 

Photo Reneé Martinez, Adjunct Professor at Regent University Graduate School of Education

El objetivo de nuestro curso centrado en los estudiantes es que estos participen activamente y creen conocimiento a través de la interacción, el compromiso y la retroalimentación. Yo utilizo cinco herramientas que me ayudan a personalizar el aprendizaje, la primera de ellas está dirigida a lograr que los estudiantes establezcan sus propias metas de para aprender. En segundo lugar, la autoevaluación, que considero un componente clave, en esta etapa les pido a los estudiantes que se autoevalúen usando una tabla estadística, de modo que puedan ubicar en qué punto se encuentran. Otra herramienta es la evaluación formativa, es decir, diferentes puntos de control y verificación a lo largo del curso. Luego, está el ‘andamiaje’ o plataforma, que básicamente divide el aprendizaje en unidades más pequeñas. La última herramienta que utilizo para personalizar el aprendizaje es el compromiso. Siempre trato de enseñar a mis estudiantes acerca de las comunidades de aprendizaje profesional y la importancia de trabajar de forma conjunta al dividirlos en pequeñas células, todo ello con el fin de fomentar discusiones más profundas y significativas dentro de los foros abiertos. Esto les brinda una experiencia de aprendizaje más personalizada dentro del curso. 

Photo Torria Davis, Instructional Designer for the Online and Professional Studies (OPS) division of California Baptist University

 La herramienta sin la cual no puedo trabajar son las consignas. Tan simple como eso. No es una herramienta que deje boquiabierto a nadie, pero que uso constantemente, bien sea cuando diseño un curso en línea o un curso presencial. Las consignas son importantes para el aprendizaje personalizado, pues se pueden usar para establecer lineamientos y criterios que permitan a los estudiantes explorar sus metas personales en el contexto del curso. Además, con sus amplios criterios y lineamientos, las consignas se han convertido en un camino para avanzar hacia el aprendizaje personalizado.  

Photo Brian Morgan Chair and Professor at the Computer & Information Technology Department at Marshall University

Los estudiantes aprenden de formas diferentes. A mí me gusta aprovechar las ventajas de la tecnología para ofrecerles un abanico de metodologías de aprendizaje. Por ejemplo, en un curso que dicto de introducción a C++, coloco enlaces a video tutoriales  sobre un tema específico, hago notas con ejemplos sobre ese tema,  y además los animo a poner en práctica esos ejemplos fuera de la clase. Honestamente me he apoyado mucho en Blackboard, aprovecho las discusiones, uso la plataforma Blackboard Collaborate para chatear con los estudiantes, además, uso las herramientas de discusión, la herramienta de pruebas, el Drop Box para las asignaciones y las reglas de calificación. Luego, puedo aprovechar mejor el tiempo de la clase y dar tantos ejemplos adicionales como pueda, y eso es lo que más disfruto.  

 

Photo Brian Morgan Chair and Professor at the Computer & Information Technology Department at Marshall University
Brian Morgan es Chair and Professor en el Computer & Information Technology Department en la Marshall University. 

Según su experiencia, ¿cuál enfoque funciona mejor para motivar y comprometer a los estudiantes? 

Photo Torria Davis, Instructional Designer for the Online and Professional Studies (OPS) division of California Baptist University

Mi enfoque tiene tres vertientes: permitir que el estudiante elija dar una  retroalimentación detallada y aceptar que repitan las asignaciones, es decir, acepto que los estudiantes me entreguen los trabajos las veces que sea necesario hasta que obtengan la nota que desean o hasta la fecha de finalización del curso. En lugar de decirles cómo hacer la actividad o qué herramientas deben utilizar para realizarlo, trato de limitarme a darles los lineamientos y los criterios con los que debe cumplir un trabajo para aprobar exitosamente. De esa forma, los estudiantes tienen la opción de conectar sus intereses con los lineamientos y los criterios de la asignación. Una vez que entregan el proyecto final, les doy una retroalimentación detallada. Y es justo en ese momento que se produce el aprendizaje, es allí donde logro conjugar los intereses personales de los estudiantes con el contenido del curso. Si no cumplen con los requisitos de los preceptos, invito a los estudiantes a aplicar las observaciones que recibieron durante la retroalimentación y a rehacer la asignación, la cual será calificada con la totalidad de los puntos. Esto brinda a los estudiantes la oportunidad de internalizar las lecciones y alcanzar los objetivos de aprendizaje establecidos en el curso.  

"En lugar de decirles cómo hacer la actividad o qué herramientas deben utilizar para realizarlo, trato de limitarme a darles los lineamientos y los criterios con los que debe cumplir un trabajo para aprobar exitosamente".
Photo Brian Morgan Chair and Professor at the Computer & Information Technology Department at Marshall University

 A mí me gusta asignar proyectos que sean interesantes, que involucren algo que no siempre vas a encontrar en los libros. Por ejemplo, en mi clase de programación Web de este semestre, los estudiantes aprendieron sobre HTML, CSS y Java Script y su proyecto final era crear un sitio en la red para sí mismos o para una empresa ficticia donde trataran de vender algo. Así, los motivé a crear algo extraordinario, y algunas de las ideas que surgieron de ese proyecto son realmente asombrosas. En la clase de Base de datos, hago que todos sus proyectos giren en torno a un problema del mundo real, de manera que creen algo que pueda conducirlos a conseguir un empleo.

Photo Eric Kunnen, Associate Director of eLearning and Emerging Technologies at Grand Valley State University

Me parece que un elemento clave para fomentar la motivación y el compromiso es resaltar el factor social en los cursos. Todos sabemos que el aprendizaje en una actividad social, por lo que es sumamente valioso diseñar cursos que incluyan deliberadamente principios de aprendizaje activo y compromiso social a través de la interacción entre instructores y estudiantes y entre los mismos estudiantes. Hemos comprobado que los estudiantes se muestran más comprometidos con los cursos por lo que recurren al aprendizaje activo. Por ejemplo, los estudiantes se sienten más motivados cuando se enfrentan a oportunidades de aprendizaje que involucren juegos o ludificación. Además, hemos observado que los estudiantes que pueden evidenciar la aplicación de un contenido de clases en el mundo real, son capaces también de aplicar el contenido más allá del aula de clases. En general, los cursos están diseñados para que haya una comunicación constante del instructor, trabajo en grupos, discusiones en línea, colaboración en tiempo real, debates y retroalimentación de aprendizaje oportuna. Todo ello contribuye con la creación de una verdadera comunidad de aprendizaje.  

Photo Eric Kunnen, Associate Director of eLearning and Emerging Technologies at Grand Valley State University
Eric Kunnen es Associate Director of eLearning y Emerging Technologies en la Grand Valley State University. 

¿Cómo puede predecirse el éxito o las dificultades de un estudiante y cómo podemos hacer una intervención efectiva y oportuna? 

Photo Reneé Martinez, Adjunct Professor at Regent University Graduate School of Education

Uno puede predecir que un estudiante tendrá éxito según su participación en el curso. En los foros de discusión puedo ver cuántas veces un estudiante ha ingresado al foro o cuantos aportes ha hecho y así determinar la forma en que se construye el diálogo con los miembros de su grupo. Generalmente envío un recordatorio antes de la fecha de entrega de una asignación y si un estudiante no la entrega, puedo darle seguimiento al caso inmediatamente a través de un correo electrónico. En el caso de los pocos estudiantes que no responden a ese correo, los llamó por teléfono, y si aun así sigo sin saber nada de ellos, les envío una notificación a sus consejeros.  

La clave para ayudar a los estudiantes que tienen dificultades es hacerles seguimiento y averiguar si todo está en orden, de lo contrario, encontrar la forma de ayudarlos.  

Photo Torria Davis, Instructional Designer for the Online and Professional Studies (OPS) division of California Baptist University

Hace muchos años encontré las diapositivas de una presentación del Dr. Jill Kerper Mora, profesora de educación bilingüe de la San Diego University, sobre las “dimensiones de la instrucción”. Su presentación abordaba tres dimensiones que permitirían a los instructores, diseñar cursos adaptados al nivel de los estudiantes. La primera dimensión abarcaba la complejidad del contenido y las formas de simplificarlo. La segunda dimensión se refería al proceso como tal, es decir, Kerper se preguntaba qué estrategias se adaptan mejor al aprendiz dado su nivel de conocimiento. Y en tercer lugar se encontraba el producto, es decir, si el resultado del aprendizaje correspondía al desarrollo del nivel de experiencia del aprendiz.  

A partir de esa presentación pude sacar algunas conclusiones: primero, que, para predecir el éxito o las dificultades de un estudiante, e intervenir efectivamente, es necesario que los instructores analicen los objetivos preestablecidos del curso a la luz de esas tres dimensiones. Por ejemplo, hay que preguntarse si se trata de un curso introductorio o avanzado, si existen requisitos previos que los estudiantes deban cumplir para inscribirse en el curso, si el curso es teórico o práctico, etc. Una vez que se maneja el contexto del curso y de los estudiantes, se pueden tomar el resto de las decisiones relacionadas con los objetivos, tipos de actividad, materiales de formación y uso de la tecnología en los cursos en atención a estos lineamientos.  

Photo Torria Davis, Instructional Designer for the Online and Professional Studies (OPS) division of California Baptist University
Torria Davis es Instructional Designer para el Online and Professional Studies (OPS) division de la California Baptist University.
Photo Eric Kunnen, Associate Director of eLearning and Emerging Technologies at Grand Valley State University

 La razón de ser de todas las instituciones debe ser la retención y el éxito del estudiante. Por ende, considero que aún nos faltan cosas por hacer en ese sentido, como utilizar efectivamente algunos de los datos ocultos en nuestros Sistemas de Gestión de Aprendizaje. Si nos damos cuenta del gran poder de la analítica del aprendizaje y de los modelos predictivos, entenderemos la enorme gama de posibilidades que tenemos para ser más proactivos y predecir el éxito estudiantil. De hecho, productos como Blackboard Predict y Analytics for Learn nos han tendido una mano en este camino y pueden impulsar las discusiones dentro del campus sobre los beneficios y el valor de esta tecnología. Además, en cuanto al tema de nuestra intervención para ayudar a los estudiantes, existe mucho potencial en las ayudas que brindamos como, los recordatorios a los estudiantes y el monitoreo de actividades a través de herramientas como Retention Center y Performance Dashboard, de Blackboard. Finalmente, personalizar la forma en que interactuamos y nos comprometemos con los estudiantes los ayudará a construir un camino de aprendizaje, siempre contando con nuestra orientación.  

 ¿Cuál sería su consejo para los instructores, profesores y coaches que quieren comenzar a trabajar de forma más personalizada? ¿Qué prácticas recomienda? 

Photo Reneé Martinez, Adjunct Professor at Regent University Graduate School of Education

 Les recomendaría que empiecen por crear un ambiente de confianza y atención que les permita conocer a sus estudiantes y sus preferencias de aprendizaje. Por ejemplo, en los foros de discusión, pueden crear grupos de estudiantes según sus intereses. Yo dicto un curso en el programa de educación, donde agrupo a los estudiantes atendiendo a la disciplina que enseñarán cuando se conviertan en profesores. Asimismo, enseño, lidero y facilito el proceso de aprendizaje que anima a los estudiantes a ser activos y a comprometerse con su aprendizaje. Considero que fomentar el trabajo de equipo y la colaboración en el marco de una comunidad de aprendizaje profesional brinda a los estudiantes la oportunidad de crear y  alcanzar conocimientos más profundos. La retroalimentación que se enfoca en las tareas específicas ayuda a los estudiantes a mejorar y les permite reflexionar y optimizar su trabajo para dominar sus objetivos de aprendizaje. Estas prácticas agregan elementos personalizados a los cursos.  

Photo Brian Morgan Chair and Professor at the Computer & Information Technology Department at Marshall University

Para comenzar, pedí a los estudiantes que hablaran del desempeño de sus instructores en las otras clases. Fue muy cómico porque, al principio, no lo hacía a propósito, pero comencé a cambiar la forma en que dictaba mis clases a partir de lo que escuché de los estudiantes. También formulé preguntas a varios estudiantes para averiguar qué funcionaba y qué no según su opinión. Luego, comencé simplemente a dar retroalimentación personalizada a mis estudiantes, incluso a aquellos que tenían resultados excelentes en las asignaciones. Trato de motivarlos e impulsarlos a esforzarse más, les doy retroalimentación y los animo a buscar ejemplos y problemas adicionales y, por supuesto, les permito que me escriban por mensaje de texto o que me pregunten cosas, para así ponerme a su nivel.  

Photo Eric Kunnen, Associate Director of eLearning and Emerging Technologies at Grand Valley State University

El aprendizaje es una actividad social, y para mí el concepto y la idea de la presencia social es muy importante. Aprenderse los nombres de los estudiantes, tomarse el tiempo de consolidar su presencia como miembro del cuerpo docente en las clases presenciales y en línea, estar dispuesto a pasar tiempo con los estudiantes y promover la colaboración a través del aprendizaje activo son factores claves. Además, hay que aprovechar los recursos de apoyo a profesores disponibles en su institución. En la Grand Valley State University , por ejemplo, el equipo de Aprendizaje en línea tiene una gran experiencia en esa materia que va desde diseño instruccional, desarrollo de medios de comunicación digitales y soporte de tecnología, hasta tecnologías emergentes, que en su conjunto contribuyen a aumentar el éxito estudiantil y lograr la excelencia en la enseñanza. Un ejemplo de éxito rotundo son las Faculty Learning Communities. Las comunidades de profesionales como ésta permiten a los profesores aprender de los demás, inspirar y animarse mutuamente. Hemos sido testigos del gran éxito que han tenido esas comunidades para crear y hacer crecer las capacidades en apoyo a un número cada vez mayor de profesores que dictan cursos en línea o semipresenciales y que además usan la tecnología para transformar la enseñanza y el aprendizaje.  

¿Es profesor? Contáctenos y comparta su experiencia con E-Learn.

Rene Martinez es Adjunct Professor en la Regent University Graduate School of Education y Teacher Education Program en el College of Arts and Science. Foto: AFP John Clark

Torria Davis es Instructional Designer para el Online and Professional Studies (OPS) division de la California Baptist University. Davis, también es Adjunct Professor para la OPS y la School of Education. Foto: AFP Kyle Grillot

Brian Morgan es Chair and Professor en el Computer & Information Technology Department en la Marshall University.  Foto: AFP Ryan Fischer

Eric Kunnen es Associate Director of eLearning y Emerging Technologies en la Grand Valley State University. Foto: AFP Rod Sanford 

 

 

 

Fin de los comentarios